¡Santas historias, Batman!

Archivo

El 9 de junio de 2017 falleció a los 88 años el celebérrimo Batman, o mejor dicho, el actor estadounidense Adam West. No es casualidad que mencione primero al personaje que al actor. Ocurre con frecuencia que los personajes superen a quienes los interpretan. Eso mismo ha ocurrido con Robin (Burt Ward) y Batichica (Yvonne Craig). Por 50 años el primero estuvo es su pedestal sagrado, aún cuando se han realizado varias películas y series que rescatan la memoria del hombre murciélago y lo llevaban a nuevos tiempos con estridentes episodios de acción.

Como dato curioso en Turquía existe una ciudad llamada Batman y en Venezuela existe una familia Batman. Personalmente conocí una reportera zuliana que lleva ese apellido.

La serie de Batman se presentó por primera vez en los Estados Unidos el 12 de enero de 1966. Realmente no recuerdo cuándo se comenzó a transmitir en Venezuela. La recuerdo en blanco y negro ,aunque cuando llegó la era del color a nuestro país en los 80’ quedó instaurada en mi mente a todo color. La recuerdo en las tardes, en horario cercano al Zorro y otras series.

A nivel mundial hay una especie de fascinación por los personajes de superhéroes, por eso no dejan de producirse nuevas versiones que los vuelven cada vez más sofisticados, pero los de mi época infantil tienen una preferencia casi automática en los fanáticos.

Jurungando las curiosidades de estos actores he conseguido algunos datos que me mueven a pensar que la vida es una “caja de sorpresas”, como decía Angel Canales en su canción. Resulta que Adam West comenzó su carrera en 1959 en la película The Young Philadelphians y entre sus cercanos compañeros estaba otro famoso del cine como fue Paul Newman. Por vaivenes de la vida Newman se forjó una carrera diversa y colmada de premios, así como el favor de la crítica cinematográfica. A mi encapotado amigo le pasó lo contrario. Batman se convirtió en su sello y su cruz ,pues ningún productor lo veía más allá del personaje que lo inmortalizó. Algo parecido le pasó a su fiel compañero , el joven Maravilla (Burt Ward) quien a pesar de que intentó sacarse el antifaz, éste lo acompaña hasta la actualidad. Robin tiene 72 años, hasta el momento en que publiqué este artículo y hoy por hoy sigue apareciendo en las convenciones de comics y otros eventos relacionados con su época de fama entre 1966 y 1968. Robin o Burt hizo el casting para su personaje y fue seleccionado entre 1100 aspirantes. Este muchachito tenía solo 19 años cuando se puso su licra y comenzó a lanzar puñetazos a diestra y siniestra. Resulta que el “chamin” era cinturón negro en taekwondo y además vecino de Bruce Lee, con quien corría y se ejercitaba frecuentemente, como dos “panitas cualquiera”. Para nada nos debe extrañar que le cayera tan fácil a “trompadas” a el Guason y el Pingüino. Este muchacho Maravilla incursionó hasta en la música y grabó un disco que llegó a ser el sexto en popularidad en Chicago por allá por los 60.

En sus tantas anécdotas cuenta que debía hacer sus propias escenas “de peligro” por lo que llegó varias veces al “Batihospital en baticamilla”. Los costos de producción para la época se le dispararon a los hacedores y la serie se canceló luego de tres temporadas en 1968 , con tan solo 120 episodios.

El señor Batman tampoco es que lo perdió todo, pues gracias a su alter ego firmó muchos autógrafos, escribió libros y se convirtió en la voz de personajes de series animadas (Family Guy, Robot Chicken, Jake and the Neverland Pirates). Cuando la serie Batman cumplió 50 años en el 2016 este murciélago parlanchín fue invitado de honor del programa The big Bang Theory , que coincidencialmente llegaba a su capítulo 200. Batman y Robin de vez en cuando se “Bativisitaban”, una amistad que se prolongó por 50 años. Batman tuvo 6 hijos, 5 nietos y 2 bisnietos, nada mal para alguien que vivía en una Baticueva y no bailaba “pegao” con Gatúbela. Robin hizo lo propio y aunque no tuvo tantos hijos se casó varias veces y tuvo varios hijos. Hoy día sigue casado y participa activamente en los movimientos para defensa y protección de los perros y otros “batianimales”.

El 17 de agosto de 2015, Yvonne Craig, la Batichica, despegó a otro plano y se afianzó como leyenda de la tv. La escultural Batichica tenía 29 años cuando apareció en la serie. Ella no era novata en esas actividades artísticas, había sido bailarina y actriz, incluso luego tuvo participación en un capitulo de Star Trek. Debo confesar que la Batichica fue mi amor platónico de niño, compitiendo muy de cerca con una de las hijas de los Robinson ,Penny (Angela Margaret Cartwright) en la serie “Perdidos en el Espacio” que se transmitió por esos años . Bueno, ese es otro cuento del que podría escribir muchas líneas que algún día les contaré.

Realmente es SUPER interesante descubrir que debajo de esas máscaras habitan seres humanos con vidas comunes y corrientes. Nadie se imagina a Batman en el supermercado o Robin bañando a un perro. A la Batichica la dejamos quieta porque con ella uno se imagina otras cosas, pero de igual manera son personas más allá del mito creado. De estos tres personajes hay mucha tela que cortar, pero será en una próxima entrega, por el mismo “Baticanal”.