Rodríguez: Mis matrimonios no funcionaron porque para bailar tango hacen falta dos

GV

La actriz y modelo, Ruddy Rodríguez, confesó En Íntimo de Globovisión que aunque, como relata su más reciente monólogo, se considera "Una mujer con suerte", en el amor no ha acertado del todo con sus escogencias. De esa premisa, se desprenden dos divorcios. 

"Mi primer esposo quería cosas distintas y el segundo no admiraba lo que yo hacía, y como dije hace poco para bailar tango hacen falta dos, por eso mis matrimonios no funcionaron". 

Sin embargo, pese a esos dos fallos, la criolla sigue confiando en las uniones y el amor verdadero gracias al valiente ejemplo que recibió de sus padres. 

De actriz a Miss y de ahí al éxito 

Una historia que comenzó en las tablas encontró en el Miss Venezuela el trampolín perfecto para el estrellato, uno que se ha dividido entre el modelaje, la actuación de cine y televisión, y hasta la música, una vivencia que calificó como un "error" que ahora prefiere hacer en la ducha. 

"El Miss Venezuela me permitió conocer gente maravillosa que fue como mi hada madrina. El certamen me hizo descubrir que yo era bonita, y eso me abrió la puerta al éxito". 

Un éxito mediático que ha sabido utilizar para promover los valores e impulsar un mensaje de conciencia social que la distingue con especial peculiaridad. Quizás fueron esos humildes comienzos los que sembraron en ella el deseo de contribuir siempre a un mejor país. 

¿Un romance presidencial? 

La vida artística le ha sonreído de una manera tan especial que resulta increíble como las polémicas no han estado a la orden del día. Y es que en su historia son pocos los rumore que llamaron la atención de la prensa. Una de ellas la supuesta fijación que el fallecido presidente tenía con ella. 

Entre risas, desmiente todo tipo de sugerencia asociada a aquel rumor y asegura que es en ese tipo de escenarios donde agradece a los periodistas que se dedican a investigar.

Libre de deudas 

Respecto a la reciente polémica que ha perseguido a la venezolana por una supuesta estafa en el filme "El vuelo del turpial" producido por ella misma, comentó que efectivamente la producción no ha logrado hacer todo los pagos que debería porque se quedaron cortos de presupuestos. 

No obstante, afirmó que no pretender paralizar el proyecto y que se encuentran en búsqueda de nuevos patrocinantes. 

"Investiguen cómo se hace cine en este país y se darán cuenta que muchas veces hay que vender hasta tu casa. Nos quedamos sin presupuesto y eso le pasa a todo el mundo. Estamos buscando patrocinantes". 

Finalmente, la actriz extendió un mensaje a todos los venezolanos respecto a la actual situación del país, la cual insistió es posible solventar a través de un diálogo coherente. 

"Venezuela no es un presidente, de ningún bando, Venezuela es su sociedad, su gente, su cultura, sus sabores, sus olores y sus paisajes. Esa es Venezuela, hay que enaltecerla".