Remedios caseros para aliviar la colitis

Referencial

Esta enfermedad puede afectar a personas de todas las edades, y generalmente es confundida con la diarrea. 

La colitis es la inflamación del intestino que se produce cuando el revestimiento del colon y el recto se inflaman, esto ocasiona pequeñas llagas en la pared interior de éste causando sangrado y secreción de moco o pus.

Colitis aguda y crónica

La primera es causada por una bacteria o virus, mientras que, la crónica puede desarrollarse por estrés, enfermedades autoinmunes, colon irritable, entre otros.

Los síntomas más comunes de la colitis son dolor abdominal agudo, retortijones intestinales, diarrea, flatulencias, presencia de mucosidad o sangre en las heces, fiebre, náuseas o vómitos.

En algunos casos esta enfermedad se debe medicar para aliviar los síntomas; sin embargo, existen varios remedios caseros que pueden ayudar a prevenir o curar la colitis.

Zanahoria: Esta hortaliza es ideal para combatir la inflamación. Se puede comer en cualquier momento, cruda o en jugos. Para ellos deberás mezclar el líquido con una cucharadita de miel y beber dos o tres veces al día.

Sábila: Esta planta posee poderosas propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes, lo que hace de ella un remedio ideal para la colitis.

Manzana y lechoza: Estas frutas alivian los síntomas de la colitis. Haz un jugo con ambas, el jugo de un limón y un vaso de jugo de manzana, mezcla bien y bébelo en ayunas.

Té de manzanilla: Esta flor es un antiinflamatorio natural. Deberás hacer un té de manzanilla y endulzarlo con un poco de miel.

Linaza: Remoja las semillas en una taza de agua, deja reposar durante toda la noche. Luego tendrás que colarla y beberla por las mañanas.

Recomendaciones

Mantén una dieta a base de líquidos, especialmente cuando se presenta diarrea. Durante los primeros tres días evita los alimentos sólidos.

Cuando los síntomas se alivian un poco puedes pasar a una dieta blanda. El arroz, yogurt, queso, carnes magras o zanahorias cocidas son ideales.

Deberás evitar el azúcar, ya que cuando el intestino está inflamado no puede realizar sus funciones correctamente.