El más grande ha dicho adiós: ¿Quién fue Muhammad Ali?

Starmedia

Cassius Marcellus Clay, Jr., conocido después como Muhammad Ali, nació en Louisville, KY., el 17 de enero de 1942. 

El padre de Ali, Cassius Marcellus Clay Sr., mantenía a una esposa y dos hijos pintando carteles y letreros. La madre de Ali, Odessa Grady Clay, trabajaba en ocasiones como empleada doméstica.

Cuando Cassius Clay tenía 12 años, le robaron la bicicleta. Eso lo llevó a comenzar a boxear bajo la tutela de un policía de Louisville llamado Joe Martin. Clay ascendió a través de las categorías amateur, ganó una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Roma de 1960 y se convirtió en profesional bajo la guía del "The Louisville Sponsoring Group", un sindicato formado por once hombres blancos adinerados.

"El más grande"

En las primeras etapas de su carrera profesional, Cassius Clay era más popular por su encanto y personalidad que por su habilidad en el cuadrilátero.

Le aseguró al mundo que era el "más grande", pero las crudas realidades del boxeo parecían dictar todo lo contrario. Es así que el 25 de febrero de 1964, en una de las derrotas sorpresa más impresionantes de la historia del boxeo, Clay dejó fuera de combate a Sonny Liston para convertirse en el campeón mundial de peso pesado

Dos días más tarde, sorprendió de nuevo al mundo tras anunciar que había aceptado las enseñanzas del grupo separatista negro llamado la Nación del Islam. Por lo que el seis de marzo de 1964 adoptó el nombre "Muhammad Ali", que le dio su maestro espiritual, Elijah Muhammad.

Durante los siguientes tres años, Ali dominó completamente el boxeo. Sin embargo, afuera del cuadrilátero, su persona estaba siendo esculpida de maneras incluso más importantes.

"Era de un hombre con una personalidad increíblemente versátil. No se sabía nunca cuál era su postura psíquica. Era casi como el juego de las conchas, con un chícharo y tres conchas. ¿Saben a cuál me refiero? ¿Debajo de cuál concha está el chícharo? Pero tenía una fe en sí mismo y convicciones mucho más firmes de lo que la gente hubiera imaginado".

Orgullo negro

En la década de 1960, Ali se convirtió en un "pararrayos "que atraía el disentimiento en los Estados Unidos. Su mensaje de orgullo negro y la resistencia negra al dominio de los blancos estaba a la vanguardia en aquella época. 

Citando sus creencias religiosas, en abril de 1967 se negó a ser recluta en el ejército de los Estados Unidos en el momento más álgido de la guerra de Vietnam. La negativa de Ali vino después de un declaración sorprendentemente directa expresada catorce meses antes: "No tengo nada en contra del Vietcong".

Ali a prisión

No obstante, la clase dirigente militar estadounidense, respondió con mucha determinación y el 20 de junio de 1967 Ali fue declarado culpable de negarse a incorporarse al ejército de los Estados Unidos y condenado a cinco años de prisión.

Cuatro años más tarde, su sentencia fue anulada unánimemente por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos; pero Ali fue despojado del título y se le impidió pelear durante tres años y medio.

No obstante, eso no impidió que el impacto de Ali creciera "entre los negros estadounidenses, entre aquellos que se oponían a la guerra en Vietnam, entre la gente resentida con el sistema".

Regreso al ring

En 1970 se le permitió a Ali regresar al ring, en esta oportunidad contra Jerry Quarry. Pero cuatro meses después, su regreso se frustró de manera temporal cuando perdió ante Joe Frazier.

En 1984, Muhammad Ali se pronunció públicamente en contra de la doctrina separatista de Louis Farrakhan. 

"Lo que enseña no es en lo que creemos. Él representa el momento de nuestra lucha en la oscuridad y un momento de confusión en nosotros, y no queremos que se nos asocie con eso en lo absoluto".

Frases de Muhammad Ali

"Classius Clay es el nombre de un esclavo. No lo escogí. No lo quería. Yo soy Mohammad Ali, un hombre libre".
"Sólo un hombre que sabe lo que se siente al ser derrotado puede llegar hasta el fondo de su alma y sacar lo que le queda de energía para ganar un combate que está igualado".
"Odié cada minuto de entrenamiento, pero no paraba de repetirme: 'No renuncies, sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón".
"Yo sé a dónde voy y sé la verdad. Y no tiene por qué ser lo que tú quieres que sea. Soy libre de ser lo que quiero".
"Soy el más grande. Me lo dije incluso a mí mismo cuando no sabía que lo era".

Boxeo de luto

El reconocido como el más grande peleador de todos los tiempos y considerado el deportista más influyente y rey del boxeo, falleció este viernes a la edad de 74 años.

Ali era visto como "un tesoro internacional. Más que nadie de su generación, pertenecía a la gente del mundo y era amado por todos".

"No era solo el adalid de la lucha en favor de los derechos de los estadounidenses negros. Luchó por todos".

Aunque en 1960, cuando Cassius Clay ganó una medalla de oro olímpica la televisión apenas se iniciaba, sus historias eran contadas hasta el final. De ahí que el llamado de Ali llegó mucho más allá de la población negra de los Estados Unidos.

Creó un lugar en la historia que era únicamente suyo: "no solo reflejó su época. No era una figura pasiva arrastrada por corrientes más fuertes que él. Nadó contra corriente. Luchó por una causa, se mantuvo firme y prevaleció".

Más notas:

-El mundo del boxeo rinde homenaje a Mohamed Ali

-Este es el lema de Muhammad Ali que inspiró a Mascherano

-Obama honra a Muhammad Ali como "un hombre que luchó por lo que era justo"