¡Qué memoria Batallán!

“No quiero ser un sabelotodo, pero quiero aprender lo más posible ”. Así lo afirmó un día Francisco Diego Lorenzo Batallán cuando lo entrevistaron a propósito de haber ganado el Premio Nacional de la Cultura 1992 ,en la mención de Periodismo Cultural. Su gusto y disfrute por aprender tenía un solo propósito, divulgar ese conocimiento a sus cientos de lectores.

Leyó el Quijote de Cervantes dos veces y eso muy poca gente lo hace. En su natal Santiago de Compostela de niño lo llamaban “el Sobaco Ilustrado” ,pues nunca le faltaba un buen libro bajo el brazo. Decía que se recuerda siempre estudiando, toda lectura que caía en sus manos la devoraba rápidamente. Su vida fue una constante trilogía de situaciones. Fue médico, cineasta y periodista. En 1957 se nacionalizó venezolano y decía que gracias a este país se hizo periodista y agrego yo, de los reconocidos. Escribió de teatro, literatura , cine y música con mucha pasión, como todo lo que hacía. A principios de los 90 le conocí en la producción de el programa Estudio 4 de Venevisión , una especie de Clásicos Dominicales que popularizó la maestra Isabel Palacios en Radio Caracas Televisión.

Lorenzo y Batallán eran sus dos apellidos y mucha gente lo conocía así o como el Doctor Batallán. Fumaba tabacos que impregnaban el espacio que ocupara. Era sumamente exigente y pulcro con las palabras y las formas al escribir. Una vez que estaban listos sus artículos no se preocupaba en revisarlos nuevamente , pues era sumamente meticuloso para escribirlos.

Comenzó en el periodismo en la revista Momento. Fue jefe de la página de Arte de el Nacional. Amigo cercano de Cabrujas, Chocrón y Chalbaud, creadores que fueron bautizados por el como “la Santísima Trinidad del teatro venezolano”. Fue miembro activo de la Fundación Mozarteum y se dedicó a resaltar y fomentar el cultivo de la música académica a todos los niveles. Contó que estuvo presente cuando el maestro José Antonio Abreu venía de Petare al Oeste y comenzó a hablar de su proyecto del Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y juveniles, hoy día una realidad de fama internacional.

Una interesante anécdota que Batallán contaba es la ocurrida el 16 de enero de 1963, en el gobierno de Rómulo Betancourt, tras haber ocurrido los movimientos insurreccionales militares de Carúpano y Puerto Cabello, se produjo  el secuestro de los cuadros de Vincent Van Gogh, Paul Cezanne, Pablo Picasso, Georges Braque y Paul Gauguin , una serie de obras que estaban exponiéndose en el Museo de Bellas Artes de Caracas . Para la fecha fue una de las acciones de la FALN que tuvo más impacto nacional e internacional. En la Investigación de ese caso como periodista estuvo presente Lorenzo Batallán. Para aquel momento los osados periodistas, que hacían el seguimiento del caso, llegaron a comunicarse directamente con André Malraux, ministro de cultura del presidente francés Charles de Gaulle ,quien afirmó una frase que quedó para la posteridad gracias a la tenacidad y rigor periodístico de Batallán. “Francia prefiere perder esos cuadros a que se derrame una sola gota de sangre venezolana”. El Doctor Batallán falleció a los 89 años en el 2014, esa mente prodigiosa nunca se cansó de aprender y por eso quizás es justo que no nos olvidemos de él.

Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular descarga la aplicación Telegram, ingresa a este link https://t.me/globovision_oficial y dale clic a +Unirme. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en Venezuela y el mundo.