Profesores de UCV y USB se declaran en emergencia por falta de pago y bajos salarios

NDP

"La Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (APUCV) y la Asociación de Profesores de la Universidad Simón Bolivar (APUSB) ratificaron este lunes 4 de abril, su disposición de lucha en defensa de la universidad y de los derechos laborales advirtiendo que si no se produce la cancelación del salario en las fechas establecidas, el trabajo docente debe ser suspendido"

Así lo informaron en rueda de prensa, Víctor Márquez y Norberto Labrador, presidentes de Apucv y Apusb; respectivamente.

"El salario no es una dádiva, es la compensación a un trabajo realizado y tiene como finalidad la adquisición de bienes para la vida y cancelar servicios indispensables para ello. Hemos perdido la capacidad de ahorro, de reparar cualquier bien dañado o de adquirir uno. Estamos en una condición de pobreza generalizada producto de una política económica desacertada", señaló el profesor Víctor Márquez.

Aseguró que "hoy todos los universitarios, obreros, empleados, profesionales y profesores estamos siendo objeto de un maltrato sostenido por parte del Estado, cuya expresión más evidente es el retardo en el envío de los recursos necesarios para el funcionamiento institucional, y los aportes correspondientes para cancelar los salarios promoviendo la conflictividad laboral. Hoy las universidades están paralizadas".

"El gobierno nacional continúa en su empeño de destruir la universidad venezolana al asignarles un presupuesto deficitario donde el 80% se destina al pago de sueldos y salarios miserables, favoreciendo la fuga del recurso humano y afectando la motivación laboral".

En documento presentado a los periodistas, el gremio docente ucevista precisó que al marcado deterioro de la planta física como producto de las carencias presupuestarias se agrega que el recurso asignado, es enviado a cuenta gotas, y pierde diariamente su poder adquisitivo, además de los constantes hurtos a los que son sometidos.

"Estamos a las puertas de un nuevo conflicto pues la situación resulta intolerable. La totalidad del profesorado percibe un ingreso que lejos está de la canasta alimentaria, hoy ubicada en Bs. 121.975,4 cuando el profesor que más gana apenas recibe Bs. 36.812".

A continuación las exigencias del gremio

a) Aplicación a la tabla salarial del porcentaje de incremento otorgado al salario mínimo en noviembre y en febrero, correspondiente al 30 y el 20%.

b) Reconocimiento al sector docente de la cobertura de Bs. 200.000, en el básico del HCM. Nuestro Consejo Universitario debe seguir el ejemplo de la Universidad de Carabobo y de la UPEL y así formalmente se lo solicitamos.

c) Cumplimiento inmediato de los acuerdos que condujeron a la suspensión del conflicto: Bono para Asociados y Titulares, Prima de antigüedad, solución de los problemas con la tabla de los auxiliares docentes y reconocimiento del carácter salarial del Bono Doctoral.

d) Incremento del tiket de alimentación a 2.50 unidades tributarias.

Finalmente, las Juntas Directivas de la APUSB y de la APUCV repudiaron, de la forma más contundente, la difícil situación sufrida por el profesor Benjamín Scharifker, Rector de la Universidad Metropolitana (UNIMET) y ex Rector de la Universidad Simón Bolívar quien el día jueves 31 de marzo fue secuestrado por un grupo de sujetos uniformados como oficiales de la Policía Nacional Bolivariana y “ruleteado” en un vehículo con todas las características de una patrulla de dicho cuerpo policial.

Este terrible incidente sigue sin ser debidamente explicado por las autoridades pertinentes, pero, en cualquier escenario; bien sea el de la corrupción y la delincuencia en el propio seno de la PNB, o el de la intimidación y la violencia política como instrumento para acallar la crítica y la disidencia, reiteramos que los universitarios no seremos silenciados y seguiremos luchando incansablemente en defensa de todos nuestros derechos, los de nuestras familias y los de la sociedad venezolana en su conjunto. Le expresamos toda nuestra solidaridad al Rector Scharifker.