Expareja de Evo Morales pasa la noche detenida a la espera de decisión judicial

Latercera.com

La boliviana Gabriela Zapata, expareja del presidente de Bolivia, Evo Morales, pasó la noche detenida en una celda policial y comparecerá este sábado ante un juez cautelar dentro de una investigación por supuesta legitimación de ganancias ilícitas.

Tras permanecer durante más de trece horas en una oficina de la Fuerza Especial de Lucha contra la Corrupción, Zapata decidió acogerse a su derecho al silencio y finalmente fue trasladada anoche a una celda policial por una decisión del fiscal Edwin Blanco, reportaron medios locales.

La mujer fue arrestada el viernes, a solicitud de la ministra de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Lenny Valdivia, informó el Ministerio de Gobierno (Interior) en un comunicado.

La oficina de Valdivia inició una investigación a Zapata por los supuestos delitos de "legitimación de ganancias ilícitas y enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado" y pidió al Ministerio de Gobierno que asuma las "acciones que fueran necesarias" para garantizar su presencia en "territorio nacional".

Zapata fue pareja del presidente Morales entre 2005 y 2007 y de la relación nació un niño que falleció poco después, según reveló recientemente el propio mandatario.

La detenida fue hasta hace una semana gerente comercial en Bolivia de la empresa china CAMC Engineering (Camce), que en los últimos años firmó contratos con el Gobierno de Morales por valor de 566 millones de dólares, la mayoría por invitación directa tras haberse descartado licitaciones.