Especial | Steve Jobs: El genio tecnológico que conectó al mundo con el futuro

Determinación, visión y genialidad fueron las cualidades que llevaron a Steve Jobs a conquistar el mundo tecnológico.

Fue empresario y magnate de los negocios del sector informático, y son muchos los que consideran que cambió al mundo al ser cofundador y presidente ejecutivo de Apple Inc.

Sus ideas hicieron del mundo digital y la telefonía móvil una revolución tecnológica que influyó en la vida de las personas por varias generaciones.

Sus primeros años

Jobs nació un 24 de febrero de 1955 en San Francisco (EEUU). Sus padres biológicos fueron Joanne Carole Schieble y Abdulfattah Jandali (de origen sirio), quienes lo dieron en adopción después de su nacimiento por falta de recursos.

Entonces pasaron a ser sus padres adoptivos Paul y Clara Jobs, un operador ferroviario y un ama de casa.

Al terminar el bachillerato en el Instituto Homestead de Mountain View, Steve Jobs ingresó en la Reed College, una universidad de artes liberales radicada en Portland (Oregón).

Pero abandonó los estudios universitarios un semestre más tarde. 

Tras coquetear con las drogas e interesarse por la filosofía, en 1974 Jobs fue contratado como diseñador por Atari, compañía pionera de la por entonces naciente industria de los videojuegos.

El nacimiento de la famosa manzana

En 1976 Jobs se asocia con el ingeniero Stephen Wozniak y Ronald Wayne, con lo cual crean en un garaje nada más y nada menos que una de las más famosas compañías de todos los tiempos, Apple, con el financiamiento de Mike Markkula. 

En aquel entonces Steve Jobs se mostró como un gran líder y visionario; lo que conllevó al impulso de los equipos Mac y poco a poco dio un gran paso hacia el futuro.

Tras la aparición del primer computador personal, bautizado como Apple I, Jobs se dedicó a su promoción entre otros aficionados a la informática, tiendas y ferias de electrónica digital, llegando a vender unos 200 ejemplares.

A partir de entonces, el crecimiento de Apple fue notable. En tan solo 10 años, Apple se convirtió en una empresa con 4.000 empleados y Jobs, con 27 años, era el millonario más joven de 1982.

Más tarde, en 1983, convenció a John Sculley para que abandonase Pepsi-Cola y se uniese a Apple.

“¿Quieres vender agua azucarada por el resto de tu vida o quieres venir conmigo y cambiar el mundo?”, fue la propuesta de Jobs a Sculley.

Luego de que Apple se posicionara y adquiriera gran fama mundial, hacia finales de 1984, la relación entre Jobs y Sculley se deterioró, y a finales de mayo de 1985 (luego de una lucha de poderes internos, de una estrategia por conseguir aliados y seguidores) Sculley despidió a Jobs.

Se dice que en esa época Jobs había desarrollado un estilo gerencial agresivo y un liderazgo irrespetuoso con sus empleados; a pesar de todo, se le consideró como el empresario más exitoso de su generación.

(Lea también: Especial | Nintendo: El gigante japonés de los videojuegos arriba a 28 años)

Fundación de NeXT y Pixar

Tras abandonar Apple en 1986, Steve Jobs compra por 5 millones de dólares la empresa The Graphics Group destinando otros 5 millones adicionales como inversión, conocida en lo sucesivo como Pixar, una subsidiaria de Lucasfilm especializada en la producción de gráficos por computador.

Steve Jobs empezó a firmar varios acuerdos para producir películas animadas para la compañía Walt Disney.

En 1995 se estrenó en los cines Toy Story, el primer largometraje generado completamente por computadora, conseguido con su propio software de renderización, RenderMan. 

Toy Story fue el mayor éxito de taquilla de 1995 y la primera película del binomio Walt Disney-Pixar en ganar un premio Óscar.

Jobs también fundó NeXT Computer, otra compañía de informática, tal vez un poco menos accesible o más dirigida a profesionales, a científicos y académicos, y no al "usuario común".

Aún así, NeXT le permitió a Jobs desarrollar y experimentar con nuevas tecnologías, algunas que sembraron semillas de lo que vendría, en la tecnología estándar.

Expansión e ideas para el futuro

Para 1996 Apple anunció que compraría a NeXT por 429 millones de dólares. Apple compró NeXT y Steve Jobs volvió a ser parte de Apple.

Su regreso, el lanzamiento del iMac y de otros productos, fue sinónimo de un incremento significativo en las ventas de Apple. En el año 2000 se convirtió oficialmente en CEO de la compañía de Cupertino.

Entrando el nuevo milenio, Apple fue innovando y volviéndose indispensable para los usuarios con nuevas apuestas en el mundo digital. 

En lo que se puede citar el lanzamiento del iPod y con la presentación de la tienda musical de iTunes, Steve Jobs y Apple lograron revolucionar (y revivir) a la industria musical.

Apple logró impulsar el mundo del desarrollo y del software gracias a la introducción del iPod Touch, del iPhone, del iPad y de la App Store. Muchos de los dispositivos móviles y tablets que hoy se conocen fueron ideas de este genio.

Vida personal

Desde muy temprana edad se convirtió al budismo, probó algunas drogas como LSD e hizo un viaje espiritual a la India. Jobs describió esta etapa como "una de las dos o tres cosas más importantes que jamás hizo".

Estuvo casado desde 1991 con Laurene Powell, a quien conoció en la Universidad de Stanford. Vivieron en Palo Alto, California, con sus tres hijos.

Steve tuvo además otra hija llamada Lisa, fruto de una relación de juventud con Chris Ann Brennan, su paternidad no la reconoció sino hasta 1991.

Su muerte

En 2004 se le diagnosticó un cáncer de páncreas, enfermedad que superó tras un tratamiento en una clínica oncológica californiana.

El 17 de enero de 2011, Jobs dejó nuevamente Apple por problemas médicos, a poco más de un mes de la presentación del iPad 2. Mientras tanto, la compañía quedó a cargo de Tim Cook.

Steve Jobs falleció en su casa de California a las 3:00 de la tarde del 5 de octubre de 2011, a los 56 años, como consecuencia de un paro respiratorio derivado de la metástasis del cáncer de páncreas que le fue descubierto y aunque en 2009 había recibido un trasplante de hígado.

Su vida en el cine

Toda personalidad que ha marcado pauta en el mundo es llevada al cine, y la vida del creador de Apple no fue la excepción.

Jobs (2013): Protagonizada por Aston Kutcher, quien pudo lograr muchos de los gestos de Jobs, incluyendo su manera de andar a zancadas. La película presenta la vida de Jobs como un desertor del Reed College de Oregon, desaliñado y descalzo y sigue el camino que lo llevó a asociarse con Wozniak para comenzar Apple en 1976.

Steve Jobs (2015), Protagonizada por Michael Fassbender, es considerada una de las mejores interpretaciones de este empresario; además le valió a Fassbender una nominación al Oscar. Esta película muestra el ámbito personal y a Jobs como un alma atormentada que trataba de diseñar máquinas que estaban mejor hechas que él.