Perfil | Américo Vespucio: El controversial explorador de América

Américo Vespucio, nació el 9 de marzo de 1454, en Florencia, República de Florencia, Italia. Su padre, Anastasio Vespucci, y su madre, Isabel Mani, conformaban un grupo familiar con buena posición social, lo cual le permitió entrar en contacto con importantes humanistas de la Florencia renacentista.

Fue un navegante florentino que trabajó al servicio del Reino de Portugal y de la Corona de Castilla. Además fue comerciante, cosmógrafo y un participante fundamental de al menos dos viajes de exploración al Nuevo Mundo, continente que se llamó América en su honor. 

Su figura está envuelta en la controversia. Hay quienes lo acusaban de apoderarse de un descubrimiento que no fue suyo y todavía quedan aspectos de su biografía por ajustar, como el número de viajes que realizó a América o si fue él o no el primero en pisar la tierra firme de este continente.

Sus primeras enseñanzas 

Durante varios años se desempeñó en cargos importantes en la Casa de Contratación de Sevilla y, posteriormente en 1508 fue nombrado piloto mayor.

Su fama se debía a la publicación de dos obras bajo su nombre entre los años 1503 y 1505, tituladas Mundus Novus y la Carta a Soderini, en donde se le atribuía un papel de protagonismo relacionado al descubrimiento de América. 

Es así, como formó parte de las figuras mas controvertidas durante su época por la era de los descubrimientos. Vespucio fue considerado como el primer europeo en comprender que las tierras descubiertas por Cristóbal Colón formaban parte de un nuevo continente. 

Viajes llenos de descubrimientos

Durante muchos años el celebre Vespucio, se dedicó al descubrimiento de nuevas tierras, la exploración constante en cada uno de los lugares que visitaba y la entrega diaria a su formación como cartógrafo. 

Islas Canarias 

El primer viaje de Américo, habría tenido lugar en el año 1497, se desconoce el nombre del comandante de la flota. El 10 de mayo zarpó, con cuatro carabelas en dirección a la Islas Canarias y haciendo escala enderezaron el curso hacia occidente. 

Después de veintisiete o treinta y siete días de viaje, llegaron a tierra en un punto de 16º grados norte y 75º grados al oeste de las Canarias. 

Vespucio en estos lugares fue bien recibido por los nativos, la celebración de diferentes fiestas y banquetes a disposición, en los que también se encontraban obsequios materiales y la adquisición de mujeres.  

Navegaron por el golfo de México y recorrieron la costa este de los Estados Unidos hasta el golfo de San Lorenzo.

Después de librar una batalla con los nativos, decidieron regresar a Castilla, haciendo escala en la Isla de Iti, donde nuevamente entraron en lucha con los indígenas, tomando unos 250 prisioneros. 

En 1492, cuando se realizó el primer viaje de Colón , Vespucio se encontraba en Sevilla y colaboró con la expedición. Representaba los intereses comerciales de los Medici y se puso al servicio de Juanoto Berardi, florentino dedicado al comercio de oro y esclavos y proveedor de los aprestos de las naves en las travesías al Nuevo Mundo.

Segundo viaje

El segundo viaje efectuado entre el 16 de mayo de 1499 y el 8 de septiembre de 1500, Vespucio afirmaba el haber partido de Cádiz en una expedición en donde los historiadores identificaron con la que capitaneó Alonso de Ojeda. 

Para muchos historiadores se desconocía el papel que tomaría en la expedición. 

Según sus escrituras posteriores, fue jefe supremo de dos barcos, lo cual se sabe que es falso. Así como también afirmaban que tampoco pudo haber sido piloto, ya que para aquel entonces no tenía experiencia náutica.

El mayor relato que hizo Vespucio durante esta expedición se encuentra en copias de dos cartas y fragmento de otra. Una de ellas está fechada en Sevilla, dirigida a un "magnifico Lorenzo". No obstante varios de sus oponentes rechazaban la teoría y hacían complicada la reconstrucción de su itinerario. 

Durante este viaje navegaron 24 días hasta ver tierra, recorriendo el margen septentrional de Sudamérica. Avanzó hasta el cabo de San Agustín (también llamado Consolación), a unos 6º de latitudx sur; creyó allí estar cerca de una ruta a Asia. 

Las características geográficas de la costa baja e inundable, así como los accidentes previos a la entrada al lago Maracaibo, recordaron Venecia a Américo Vespucio y, por ello, llamó a aquellas tierras Venezuela o pequeña Venecia.

Viaje portugués 

El rey Manuel I de Portugal, envió una expedición de exploración al Brasil para investigar sobre los territorios descritos por Pedro Álvares Cabral. Por su parte Vespucio tomó de ella un papel que se desconoce. Tampoco se conoce el nombre del capitán de la empresa; según algunos escritores fue Gonzalo Coelho.

Para el mes de mayo de 1501, pasaron por las islas Canarias sin detenerse, llegaron a Bezeneghe (actual Dakar) y luego se dirigieron a las islas de Cabo Verde. Tras una breve estadía allí, la flotilla inició el 15 de junio el cruce del Atlántico. 

A principios de agosto arribaron a las costas del actual Brasil, en un punto que Vespucio no menciona y que los historiadores modernos sitúan entre Ceará y Río Grande do Norte.

Asimismo estuvo presente en el cabo de San Roque el 16 de octubre, la Bahía de Todos los Santos (1º de noviembre); el río de Santa Lucía (13 de diciembre); etc. El 1º de enero de 1502 arribaron a la bahía de Guanabara en Río de Janeiro.100

Sierra Leona: una maravilla de la naturaleza

Trascendió, que durante sus exploraciones se dirigieron a Sierra Leona, donde pasaron un tiempo explorando en medio de muy malas condiciones climáticas. 

El 10 de junio de 1503, tocaron tierra en las Islas de Cabo Verde; poco después emprendieron curso hacia la Bahía de todos los Santos. Durante el cruce del Atlántico, se toparon con el pequeño archipiélago de Fernando de Noronha al que Vespucio juzgó una "verdadera maravilla de la naturaleza".

Navegó la costa del continente hasta las inmediaciones del Río de la Plata y regresó por la misma ruta. Construyó un pequeño fuerte, en el que dejó a veinticuatro marineros junto con alimentos para seis meses, doce bombardas y demás armas, cargó las naves con palo brasil y, obligado por lo escaso de su tripulación y por la falta de aparejos, volvió a Portugal, fondeando en Lisboa el 18 de junio de 1504.

Islas españolas 

Exploró unas costas indefinidas del continente americano, donde entró varias veces en combate con indígenas, tanto en tierra como en el mar. 

Los castellanos consiguieron muchas perlas pero perdieron todas sus naves, que eran más de tres, y quedaron aislados en la tierra firme durante 96 días, sufrieron el asedio de los indios en una fortaleza improvisada y muchas muertes por enfermedades. 

Al cabo de los trayectos solo hubo 34 supervivientes quienes partieron hacia la isla Española a bordo de bateles a los que les habían recrecido las bordas, mientras 10 voluntarios permanecieron en la fortaleza. 

Vespucci pudo participar en un breve viaje de  tres meses, tiempo apenas suficiente como para hacer una muy breve visita, quizás a la costa de las Perlas, en el Caribe.

Burgos 

La ruta del viaje de 1505 habría sido repetida por Vespucio dos o tres años más tarde, tratando de buscar mayores respuestas en relación a las expediciones. 

No obstante, al igual que con el viaje anterior, no existe evidencia bajo documentación, pero grandes historiadores manifestaban que la expedición tendría por fin arribar a tierra firme con el propósito de transbordar oro. Fue uno de los viajes mas cortos que Vespucio tuvo. 

Américo Vespucio, murió de malaria el 22 de febrero de 1512, hasta la fecha numerosas instituciones educativas, organizaciones y fundaciones llevan su nombre.