Oscar 2016: Pronósticos, expectativas y realidad

Luis Bond

Este domingo 28 de febrero se realizará la octogésima octava edición de los premios Oscar, el evento más esperado por la industria cinematográfica mundial, el público y el show business. Una ceremonia que despierta amor y odio por estar cargada de sorpresas injustas, inclusiones innecesarias, omisiones descaradas y un cierto halo de predecibilidad. 

Para nadie es un secreto que, a pesar de ser el máximo galardón que puede recibir un cineasta, los premios Oscar suelen estar teñidos de cierta corrección política y un patrón de entrega que muchas veces nada tiene que ver con el arte. A pesar de esto, digan lo que digan, el Oscar siempre será la más esperada de todas las ceremonias al cerrar con broche de oro la temporada de premiaciones. 

Luego de pasar por los Golden Globe, BAFTA, Critics Choice, es fácil hacer quinielas e imaginarse cuáles serán los resultados de este domingo. A pesar de eso, quisiera intentar responder las preguntas que muchos se harán en la noche de la entrega… ¿quién gana y por qué?

Mejor película

Ganadora: The Revenant, por lo cuesta arriba que fue su rodaje. Para muchos es la Apocalypse Now de nuestra época por todas las complicaciones en su producción. Solo por el hecho de haber rodado lejos de la civilización, a varios grados bajo cero, utilizando luz natural, con motines dentro de crew y poder sacar adelante la película merece el galardón.

Plan B: Mad Max: Fury Road, para mí, la verdadera ganadora de la noche. Solo con verla y pensar que todo lo que está en pantalla (autos, coreografía, explosiones y demás) fue hecho en vivo y directo es suficiente razón para quitarse el sombrero…pero es una película demasiado violenta para los vejetes de la Academia, por ende, dudo que la premien.

Mejor actor principal

Ganador: Leonardo Di Caprio por The Revenant. Aunque es uno de los papeles más flojos que ha tenido (por el personaje, no por su caracterización), el haber rodado en circunstancias climáticas tan extremas y las demás complicaciones de la producción hace que se lo merezca. Para mí, el premio sería como saldar una deuda más que por la actuación, premiar por el sufrimiento físico que tuvo Di Caprio, más que por su despliegue actoral. Yo hubiese preferido dárselo por The Wolf of Wall Street o Django.

Plan B: Bryan Cranston por Trumbo. De todo el line-up de actores, esta actuación es mi favorita (sí, por encima de Di Caprio). Cranston le da vida a un personaje hermoso con una de las mejores caracterizaciones de su carrera (y eso es decir bastante viniendo del señor que encarnó a Walter White en Breaking Bad). Él se come la película y sería una hermosa ironía que se ganara el Oscar (tanto por el personaje que interpreta, como por tumbarle el premio a Di Caprio).

Mejor actriz principal

Ganador: Brie Larson por Room. Ella se roba el show en una historia muy intensa en la que nos brinda un registro dramático desconocido hasta ahora en su filmografía (nominación que debe en gran parte por la dupla que realiza con Jacob Tremblay, el gran ignorado en las nominaciones). Este es el típico Oscar que dan a la “joven promesa” (como el caso de Jennifer Lawrence o Anna Paquin) y que sirve como un boost para su carrera emergente… ¿quién diría que Amy Adams de Scott Pilgrim llegaría tan lejos?

Plan B: Cate Blanchett por Carol. Aunque su papel no es ni la mitad de intenso que el de Blue Jasmine (por el que se ganó el Oscar), ella podría dar la sorpresa de la noche. Aunque no ha sido tan premiada como lo merece, las nominaciones de Blanchett son como las de Meryl Streep: siempre que esté nominada puede existir la posibilidad de que gane.

Mejor actor de reparto

Ganador: Silvester Stallone por Creed. Aunque hace un excelente papel interpretando una vez más a Rocky (y sin boxear, lo que es decir demasiado…), este premio es por pura nostalgia. Sería como despedir por la puerta grande a un personaje que marcó un hito en la historia del cine, no por una gran caracterización.

Plan B: Mark Ruffalo por Spotlight. Otro de los grandes ignorados por la Academia y que lleva rato haciendo cosas super interesantes en el cine indie. Él se roba la película y sería la más grata sorpresa de la noche.

Mejor actriz de reparto

Ganadora: Kate Winslet por Steve Jobs o Alicia Vikander por The Danish Girl, posiblemente la única categoría reñida de la noche. Winslet se come la película con un personaje bastante pequeño, pero poderoso y brilla teniendo al lado a un monstruo como Fassbender. Por otro lado, Vikander —para muchos— es la que lleva la batuta en de The Danish Girl, ganándose al espectador con el sufrimiento de su personaje, mucho más que Eddie Redmayne.

Mejor director

Ganador: Alejandro González Iñarritú por The Revenant. Omitiendo el tema de rodar en condiciones adversas, el premio sería por hacer los mismos trucos que Birdman (planos secuencia descomunales, un trabajo actoral de primera), pero con una estética mucho más refinada. Aunque salten a la vista sus influencias (por no decir robo a mano armada) de Tarkovsky, Iñarritú baila al ritmo que le gusta a la Academia (entre lo experimental y lo clásico).

Plan B: George Miller por Mad Max: Fury Road. Para mí, el que se merece todos los laureles del mundo. Miller se lanza una película con 70 años que parece dirigida por un chamo de 20. En una época donde todo es hecho por computadora, crea una experiencia visual sin precedentes, secuencias de acción inigualables y se arriesga a revivir una franquicia de culto con todos los hierros. Se supera a sí mismo como director y hace un largometraje que nada tiene que envidiarle a sus predecesores. Ídolo.

Mejor película animada

Ganadora: Inside out por la hegemonía de Disney que parece nunca acabar. Es una buena película animada que plantea un mundo único, pero cuyo desarrollo en la historia le resta mucho mérito. Tenía todo para subir al Olimpo junto con Toy Story, Up o Wall-E, pero le faltó garra.

Plan B: Anomalisa, la que realmente debería ganar por el trabajo alucinante de animación que hizo Charlie Kauffman quien se aventura con el stop-motion a hacer una película animada pensada para adultos. Solo por los años que llevó su realización y el riesgo de su historia se lo merece.

Mejor dirección de fotografía

Ganadora: Emmanuel Lubezki por The Revenant. No hay mucho que decir, cada plano que hace habla por sí mismo y salta a la vista que el premio es suyo. Sería el tercer año consecutivo que lo gane, transformándose en una leyenda viva.

Plan B: Roger Deakins por Sicario. Deakins es el Di Caprio de los directores de fotografía. Nominado 13 veces al Oscar por películas como Skyfall, True Grit, No Country for Old Men, Fargo y The Shawshank Redemption, nunca ha pegado una. El trabajo que hace en Sicario es único al trabajar todo en penumbra y, dentro de su filmografía, es un reto enorme. Harto merecido si se lo gana (creo que hasta el mismo Lubezki lo celebraría).

Mejor montaje y Mejor guión adaptado

Ganador: The Big Short. Sin lugar a dudas, ambas categorías le pertenecen (aunque si Mejor Montaje se lo lleva Mad Max no me molestaría en lo absoluto). Una historia ácida, incómoda, presentada como una sátira con unos personajes complicados que pocas veces generan empatía. Un montaje violento y experimental que juega con todo (material de archivo, incisos, saltos en el tiempo). Una montaña rusa de risas y horror. Una de mis películas favoritas de este año y de la selección del Oscar.

Mejor guión original

Ganador: Spotlight. por ser una roca dura en su desarrollo, una revisión moderna de Todos los hombres del presidente, la reivindicación del periodismo investigativo y la prensa en un mundo cada día más superfluo en el manejo de la información; un drama mínimo y personal que te mantiene al filo del asiento sin mayor artificio visual, solo apoyándose en su guión. Delicada en un tema que fácilmente caería en el amarillismo y con unos personajes inolvidables… Si gana Inside out es porque Disney no quiere dejar para nadie.

Ahora, solo nos queda esperar a este domingo 28 de febrero para corroborar lo que es obvio, sorprendernos con alguna rareza y disfrutar de nuestras estrellas favoritas cuando sepamos quienes son los ganadores del esta edición de los premios Oscar.