Detalles de los últimos atentados terroristas en el mundo

Este domingo se produjo el más reciente de los episodios que se han vuelto comunes en el mundo: Un hombre entró a un parque en Lahore, de Pakistán, y detonó los explosivos que cargaba. 

Al menos 65 personas murieron y otras 340 resultaron heridas durante el atentado suicida en el parque donde cristianos celebraban la Pascua. Entre los fallecidos habían 10 cristianos, quienes eran el objetivo del ataque, según el grupo insurgente Jamaat ul Ahrar, que reivindicó el atentado.

Bruselas

Pero el mundo entero también está en vela desde el atentado de Bruselas de la semana pasada, cuando tres hombres ingresaron al aeropuerto de la ciudad y dos de ellos detonaron unas bombas que portaban. En otro punto, se accionó un explosivo en la estación de trenes.

El último balance de víctimas cerró este lunes con 35 personas muertas, mientras avanza la investigación judicial con tres nuevos inculpados y otro inculpado por terrorismo en libertad por falta de pruebas.

El presidente de la Policía Federal de lo Criminal de Alemania (BKA), Holger Münch, advirtió del peligro de nuevos atentados yihadistas en ese país y en el resto de Europa, como consecuencia del debilitamiento de Estado Islámico (EI) en Siria e Irak.

Irak

Al menos 30 personas murieron el 25 de marzo cuando un kamikaze se hizo explotar en medio de la multitud tras un partido de fútbol al sur de Bagdad, un atentado reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El partido había concluido y "estaban entregando el trofeo a los ganadores cuando el atacante se hizo explotar en medio de la multitud", dijo a la AFP en esa oportunidad, un capitán de policía del poblado de Al Asriya.

París

El más emblemático de los atentado se vivió el París el año pasado. Francia declaró una guerra abierta contra el terrorismo, después de sufrir un "ataque múltiple" y perfectamente coordinado que provocó un auténtico baño de sangre con centenares de muertos.

De forma casi simultánea, siete atentados golpearon la noche de París, con sus bares y terrazas llenos de gente gracias a un clima agradable.

Desde ese momento han seguidos los pasos de numerosos sospechosos que han coqueteado con el denominado Estado Islámico.

El 24 de marzo, un francés sospechoso de pertenecer a una red terrorista y que proyectaba cometer un atentado en Francia fue detenido en las afueras de París.

Simultáneamente, las fuerzas del orden belgas detuvieron a otros seis individuos en el corazón de Bruselas, tres de ellos enfrente del edificio del Tribunal Federal.

Posiblemente el atentado de Bruselas fue en respuesta a este operativo.