Nace el primer bebé fruto de un trasplante de útero de un cadáver

Primer bebé fruto de un trasplante de útero de un cadáver
Primer bebé fruto de un trasplante de útero de un cadáver - Globovisión

El primer bebé del mundo concebido por una mujer estéril gracias a un útero trasplantado de una donante fallecida nació en Brasil hace un año, dio a conocer la revista The Lancet. Hasta ahora, los pocos trasplantes de útero que se habían realizado procedían de una donante viva.

El Hospital Universitario de Sao Paulo, quien realizó el trasplante en 2016 informó que siete meses después del nacimiento, el bebé, que resultó ser una niña, se encontraba bien, pesaba 7,2 kilos y seguía siendo amamantada por su madre, contaba con un buen estado de salud.

(Lea también: Tabaquismo causa 85% de los casos de cáncer pulmonar)

"El recurso a donantes fallecidos podría ampliar considerablemente el acceso a este tratamiento" por parte de las "mujeres que sufren una esterilidad de origen uterino", declaró el doctor Dani Ejzenberg, que dirigió la experiencia en el Hospital Universitario de Sao Paulo, citado por The Lancet.

La operación se llevó a cabo en septiembre de 2016 y duró un total de 10h30, seguida de un tratamiento inmunosupresor para evitar el rechazo del órgano por parte del organismo de la paciente. La madre que recibió el útero tenía 32 años y nació sin este órgano (síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser). Antes del trasplante, se sometió a una fecundación in vitro (FIV). El órgano procedía de una mujer de 45 años fallecida de un derrame cerebral y donante de varios órganos (corazón, hígado, riñones), de factor Rh 0 positivo.

Los autores del estudio subrayan que el trasplante del útero post mortem puede abrir nuevas posibilidades, puesto que en muchos países ya existe una regulación sobre este tipo de donaciones.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.