Muere palestino sospechoso abatido durante operación de arresto israelí

EFE

Un palestino murió hoy abatido a tiros por fuerzas israelíes cuando trataban de arrestarle en la localidad cisjordana de Nabi Saleh, en el noroeste de Ramala, informó el Ejército en un comunicado.

Amar Ajmad Halil, de 34 años y originario de Nabi Saleh, perdió la vida durante una operación conjunta realizada por el Ejército, la agencia de Inteligencia y la Policía israelí para detenerle al ser considerado responsable de "abrir fuego en Ateret y Nabi Saleh en dos incidentes separados el sábado", expuso la nota.

"Las fuerzas encontraron al sospechoso, que intentó abrir fuego contra ellos. En respuesta a la amenaza inmediata, las fuerzas dispararon contra el atacante, lo que provocó su muerte", añadió el comunicado.

Además, otra persona que fue arrestada resultó herida.

(Lea también: Estampida en un estadio de Senegal deja al menos nueve personas fallecidas)

Según las fuentes israelíes, Halil había participado en el suceso de primera hora del sábado, cuando "unos asaltantes palestinos dispararon contra un vehículo" cerca del asentamiento judío de Ateret, en la Cisjordania ocupada, hiriendo ligeramente a un civil.

Más tarde durante la jornada, otra nota castrense comunicó que se habían escuchado disparos "contra un puesto del Ejercito en Nabi Saleh", sin que nadie resultara herido.

El suceso se enmarca en una ola de violencia que se inició en octubre de 2015, en la que han muerto 266 palestinos -más de dos tercios de ellos al perpetrar ataques o presuntos ataques- y 46 israelíes y otras cuatro personas de varias nacionalidades como víctimas de esas agresiones.

La última de las agresiones con víctimas mortales se produjo este fin de semana, cuando dos policías israelíes fallecieron por las heridas que les causaron tres asaltantes árabe israelíes que dispararon contra los agentes apostados cerca de la Puerta de los Leones junto a la Explanada de las Mezquitas, en el este ocupado de Jerusalén.