Monitor GV| El 75% de los caraqueños no recibe agua con regularidad

Ciudadanos hacen lo posible para abastecerse del vital liquído
Ciudadanos hacen lo posible para abastecerse del vital liquído - Referencial

Cuando abren el grifo nada sale. Fallas y racionamientos mantienen secos los hogares del país. La promesa de unas cuantas gotas pone en alerta a familias enteras que deben hacer todo tipo de maromas para abastecerse, desde llenar todo tipo de recipientes en sus manantiales hasta adquirir botellones; y en última instancia, contratar camiones cisterna

De acuerdo con el último informe de la Asociación Civil Entorno Sociedad Desarrollo y Ambiente (Asoesda), el 80% de los venezolanos no tiene acceso regular al agua. 

Una encuesta realizada por el observatorio de servicios públicos de Asoesda a 5.200 ciudadanos residenciados en 22 municipios que integran 8 zonas metropolitanas de 4 ciudades: Caracas, Barcelona, Barquisimeto, Maracaibo, Ciudad Bolívar, Punto Fijo y Valencia arrojó que al 35,53% de los encuestados (unas 1857 personas), les llega el agua menos de dos días a la semana, mientras que 134 personas (2,59%) nunca disponen del servicio. El suministro varía en las distintas comunidades pero nunca es constante.

Otro sondeo, realizado por la Fundación Tierra Viva y la Coalición Clima 21 a 339 ciudadanos residenciados en los 5 municipios del Área Metropolitana de Caracas, señala que el 74% (254 personas) presenta inconvenientes para abastecerse del vital líquidoSegún la encuesta, 3 de cada 4 caraqueños no recibe suficiente agua. 

 Entre racionamiento fallas y suspensiones por "labores de mantenimiento", los caraqueños pueden pasar más de un mes sin agua. Sin embargo, existen zonas críticas donde el vital líquido se ausenta por más tiempo.

(Lea también: Monitor GV|Zulia acumula más de 6.484 fallas eléctricas desde 2017) 

A media máquina 

El 90% del agua que suministra Hidrocapital llega a los hogares de Caracas, Miranda y Vargas a través del Acueducto Metropolitano, un sistema de tres fases: Tuy I, el cual se abastece en los embalses: la Mariposa y Quebrada Seca; Tuy II alimentado por La Pereza y Lagartijo, Tuy III que se nutre de Camatagua. 

Sigue el inconcluso Tuy IV, una tubería de 70 kilómetros con su respectivo embalse E Cuira (también en construcción), que debería aportar un caudal de 21 mil litros de agua por segundo.Con un costo estimado en 880 millones de dólares, la obra lleva seis años de retraso.  

El nuevo acueducto, cuya inauguración estaba prevista para 2012 ha sido postergado en cuatro ocasiones. La última prórroga fue anunciada a mediados de 2015 por Ricardo Molina, titular del entonces Ministerio de Ecosocialismo, Vivienda y Hábitat, quien prometió que Tuy IV estaría listo para marzo del año pasado.

José María de Viana, ingeniero y expresidente de Hidrocapital aseguró que las fallas en el suministro de agua obedecen a la falta de mantenimiento: "Camatagua y Taguaza, los principales embalses del sistema de abastecimiento se mantienen llenos, el problema es el bombeo". 

De Viana reiteró que los sistemas Tuy I (con 2 bombas operativas de las 4 instaladas) y Tuy II (donde había 6 y hoy sólo quedan 2), trabajan al 50% de su capacidad

El 30 de agosto, una falla en en la estación de bombeo 25, dejó sin servicio de agua a los cinco municipios de la gran CaracasEl Hatillo, Baruta, Sucre y Chacao. En Libertador, resultaron afectadas las parroquias: Altagracia, La Candelaria, Catedral, El Recreo, San Bernandino, San Agustin, 23 de Enero, San Jose y La Pastora.   

Aunque el sistema Tuy fue diseñado para bombear lo equivalente a dos camiones cisterna (18 mil litros de agua por segundo), a la fecha los hogares del Área Metropolitana  de Caracas solo reciben 10 mil: "Ese déficit es lo que ocasiona los racionamientos",aseguró a un diario nacional  Jesús Gómez, ingeniero experto en hidráulica.

En palabras de Bausson, recuperar la regularidad en el suministro de agua implica: "Realizarle un perfil 20  al sistema de distribución". Según cálculos de este ingeniero especializado en gestión ambiental, se necesitarían unos 160 millones de dólares para efectuar los trabajos de diagnóstico y reparación en los acueductos.   

Sequía por zonas

Autoridades municipales denuncian incumplimientos en los ciclos de distribución. Sostienen además que el líquido es bombeado con poca fuerza por lo que no llega a las sectores situados en zonas altas.

 El Hatillo  es el municipio más árido de Caracas. Sus habitantes pasan hasta dos meses (seguidos) sin agua: "Colocan el servicio por muy poco tiempo, y el bombeo no llega a las cotas altas del municipio, sectores como Oripoto y Alto Hatillo casi nunca tienen agua", señaló a Globovisión Elías  Sayegh, alcalde de esa jurisdicción. 

Aunque según el cronograma establecido por Hidrocapital, el agua debe correr en el grifo de los hatillanos de miércoles a domingo, el burgomaestre asegura que el ciclo de abastecimiento no se cumple. Además, el agua se escapa por tubos averiadosSegún declaraciones de Sayegh a la prensa nacional, hasta la fecha El Hatillo acumula unos 92 botes de agua. 

En julio vecinos del sector la Toma pasaron tres días de sequía tras la rotura de una tubería matriz (la tercera en lo que va de 2018). Paradójicamente, el agua que les faltaba para cocinar o limpiar inundaba sus hogares, situación que se ha hecho frecuente en la zona desde finales de abril, cuando otra fuga produjo un deslave que afectó 60 personas. 

El 06 de mayo, una nueva avería registrada en la zona El Encantado, volvió a dejar sin agua a los vecinos de El Hatillo. En esa oportunidad, la suspensión del servicio afectó otras localidades del estado Miranda, principalmente Petare.

Libertador: El concejal Jesús Armas afirma que no existe un cronograma establecido para el abastecimiento del municipio: "En sectores como Montalbán, El Paraíso, Av. Andrés Bello, Santa Rosalía y San Juan, llega y se va el agua sin previo aviso".

Armas destacó que en las parroquias El Junquito: "Kilometro 12 hacia arriba" y el barrio Altos de Lídice (La Pastora) la sequía es critica. Según el dirigente las fallas en esas jurisdicciones persisten desde 2017: "Ha venido el agua  dos ocasiones en 10 meses", puntualizó.   

Según un monitoreo realizado desde el Concejo Legislativo de Libertador, la ausencia del servicio de agua en el municipio comprende lapsos que oscilan entre 2 días y 5 meses  

El concejal de Libertador denunció que por falta de efectivo, habitantes de la parroquia la Pastora canjean alimentos por agua: "Tengo que dar un kilo de arroz, pasta o lentejas para que me llenen un pipote de agua", expresó una vecina del sector a través de un video difundido en las redes sociales del dirigente. 

Asimismo,el patrimonio natural del Jardín Botánico de Caracas está en riego ante la ausencia del vital líquido que amenaza con acabar con 80 especies de plantas acuáticas,resguardadas en "el segundo pulmón vegetal de la ciudad". Afortunadamente, el espacio ha sorteado la aridez con cisternas donadas por entusiastas del medio ambiente. 

Durante junio y julio, el Ejecutivo Nacional se comprometió a abordar con prioridad el tema del agua, con diferentes medidas, desde la creación del Ministerio para la Atención de la Aguas, hasta la articulación de un Plan Especial de Abastecimiento, que incluye la distribución con camiones cisterna.

En el municipio Sucre la"sequía" se  cierne sobre los sectores populares. El concejal Juan Carlos Vidal asegura que un 30% de los hogares no recibe el servicio a través de las tuberías, por lo que dependen de cisternas, manantiales o la solidaridad de sus vecinos.

El abastecimiento de la zona recae sobre dos entidades: el Instituto Municipal Aguas de Sucre (Imas), que proporciona cisternas a cuatro de las cinco parroquias de Sucre: Caucaguita, la Dolorita, Filas de Mariche y más de la mitad de Petare, el resto de esa comunidad y los sectores de Leoncio Martínez son asumidos por Hidrocapital.

Vidal calcula que cerca de un millón de personas que habitan en las 16 urbanizaciones y casi 2 mil barrios distribuidos en las 5 parroquias que integran esta municipalidad se ven afectadas por los racionamientos de líquido . Asimismo, destacó que aún cuando el 70% cuenta con tuberías en sus hogares, pueden esperar más de un mes por el servicio.

El malestar de los habitantes del municipio Sucre por la falta de agua persiste desde finales de abril, cuando habitantes de 12 sectores consignaron un documento en la sede de Hidrocapital para exigir soluciones tras un período superior a tres meses de intensa sequía.


Chacao:residentes de Altamira, Los Palos Grandes y Bello Campo pasan de dos a tres semanas sin agua, de acuerdo con el dirigente vecinal Gabriel Santana: "Según el cronograma de Hidrocapital deberíamos tener 84 horas de suministro a la semana, pero con suerte llegamos a 20", puntualizó. 

Vecinos de la zona identificaron unos 62 fugas por donde se escapa el agua del municipio. A finales de abril, un “mapeo de las averías fue entregado a Edinson Torrealba, director de Hidrocapital. Santana exhortó a las autoridades de la hidrológica, a "restituir el servicio en Chacao y en toda Caracas".

El líder vecinal resaltó el gasto que representa adquirir camiones cisterna para abastecerse: “La semana pasada costaban 1500 bolívares, lo que antes eran 150 millones". A principios de julio una cisterna se cotizaba en 70 millones, en dos meses el servicio tuvo un incremento de 114%.

Otra de las denuncias recurrentes entre los habitantes del municipio se relaciona con la calidad del líquido que les llega a través de las tuberías: "Viene marrón y huele mal", subrayó Santana. 

Vecinos  tratan de eliminar las impurezas al hervir e
Baruta: En Colinas de la Trinidad, ya suman más de 251 días sin agua, carencia que afecta a unas 25 familias, (la mayoría formada por personas de la tercera edad), que hacen vida en las 3 calles que componen este conjunto residencial. 
A los baruteños no les da el bolsillo para contratatar cisternas  Cortesía: Caricuao Hoy  

"Hemos acudido a Hidrocapital, ellos han venido pero seguimos agua",manifestó uno de los afectados. Entretantola Red de Organizaciones Vecinales de Baruta reportó la presencia de 4 roturas (tres en la calle San Rafael de Lomas y otro en la Carretera Vieja de Baruta)La organización aseguró que las averías fueron notificadas a Hidrocapital.  

Situación similar vivieron los vecinos de las Minas, que hasta el 12 de septiembre acumulaban 3 semanas sin suministro de agua: la ausencia se extiende a los sectores :Guaicay Los Samanes Las Danielas El Naranjal Santa Ines La Bonita Lomas Del Mirador. 


En plena época de lluvias, ni siquiera el cielo se da abasto para enviar suficiente agua a los caraqueños. Datos del Departamento de Hidrometereología de la Universidad Central de Venezuela (UCV) reportan que en nueve meses las precipitaciones apenas alcanzaron 258, 7mm, por lo que 2018 podría cerrar como el año más seco desde 1969.  

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.