Tiempos de cambio: Magnicidio, inmunicidio y moralicidio

Una vez más reitero mi clara y determinante condena a cualquier forma de terrorismo como elemento de lucha política. El reciente y frustrado atentado contra el presidente Nicolás Maduro tiene que ser condenado por todo aquel que se llame demócrata y se declare luchador por un cambio positivo para nuestro país. Intentar asesinar a un mandatario y altas autoridades del país, aunque existan discrepancias con respecto a la legitimidad de algunas de ellas, es pretender arrojar sobre Venezuela mas combustible y mas fuego, en medio de una situación ya de por sí explosiva.

Los responsables materiales e intelectuales de este hecho deben asumir las consecuencias legales de sus acciones. Ahí no puede haber solidaridad automática con nadie. Pero esa responsabilidad debe establecerse en medio de un proceso policial y judicial apegado a la constitucionalidad .

Unos aventureros tomaron la decisión de hacer que unos drones, supuestamente cargados del explosivo C-4, se estrellaran contra la tribuna de un acto realizado en la Avenida Bolívar con motivo del aniversario de la Guardia Nacional, encabezado por el presidente Maduro , su tren Ejecutivo, los jefes de algunos poderes y alto mando militar. Por fortuna los drones no llegaron a su objetivo y se evitó lo que habría sido el chispazo para que se desatara más demonios que los ya desatados. Al poco tiempo ya se había acusado al ex presidente Juan Manuel Santos, a sectores de la oposición y se habían practicado detenciones de los presuntos autores materiales.

Uno de los detenidos acusa al diputado Juan Requesens de haber facilitado su entrada a Colombia, supuestamente a petición del también diputado Julio Borges. Mientras Maduro en cadena nacional muestra el video con la declaración del individuo, Requesens y su hermana Rafaela, liberada a las pocas horas, son detenidos por el Sebin, sin que se cumplan los procedimientos establecidos en el artículo 200 de la supuestamente aún vigente Carta Magna de 1999, en materia de los pasos que deben darse para autorizar el enjuiciamiento de un parlamentario.

Es allí cuando al asunto del magnicidio se le suma, o se contrapone, como ustedes prefieran , la forma como el gobierno aborda el caso. Concretamente, el diputado Requesens es detenido en su residencia, la cual es allanada de manera inconstitucional porque el fuero también se extiende a la residencia del parlamentario, según la tradición constitucional de Venezuela y de muchos países del mundo. No se produjo la detención en flagrancia. Es decir, no se le encontró " con las manos en la masa" . Argumentar que fue detenido para impedir su fuga no enmienda el hecho claro de que se violentó claramente el procedimiento establecido en la Constitución.

La violación de la inmunidad parlamentaria es un hecho sumamente grave. Si el magnicidio es repudiable también lo es el "inmunicidio", si cabe el término. Como también es absolutamente repudiable que se le grabe vídeos a un detenido, como ocurrió con Requesens, para mostrarlo en condiciones que lesionan su integridad moral. Por si fuera poco, al diputado detenido no se le ha permitido la visita de sus abogados ni de sus familiares. Y hay amplios sectores del país que dudan de que su declaración inculpando a Borges haya sido dada de forma voluntaria, sin amenazas, coacción o presiones de diversa índole.

Tomo distancia del terrorismo en cualquiera de sus formas. No comulgo con el asesinato como vía para obtener objetivos políticos, por muy loables que sean o parezcan. Pero también repudio el comportamiento de los cuerpos de seguridad que convierten la Carta Magna en un coleto. Y por supuesto este repudio no puede dejar por fuera ni a quienes dan esas órdenes ni a quienes tienen la obligación constitucional de impedirlo y prefieren hacerse los locos.

Estos procedimientos al margen de la Carta Magna de 1999 arrojan más sombras sobre este enrevesado caso de intento de magnicidio, pero a la vez ponen en evidencia que no existe en Venezuela un real Estado de Derecho. Ni siquiera quienes comenten tamañas arbitrariedades estàn a salvo de que mañana les ocurra lo mismo, incluso en este mismo gobierno.


Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.