Mandatarios internacionales rindieron homenaje a Hugo Chávez

Actos en el Cuartel de la Montaña
Actos en el Cuartel de la Montaña - EFE

La tarde de este sábado el presidente de la República Nicolás Maduro, junto a mandatarios e invitados internacionales rindieron homenaje al presidente fallecido Hugo Chávez en el Cuartel de la Montaña, ubicado en la Parroquia 23 de Enero de Caracas, como parte de la conmemoración de los 3 años de su muerte.

Durante su intervención desde el Teatro Teresa Carreño, Maduro calificó como "difíciles" estos 3 años después de la partida física de Chávez. Aseguró que el pueblo de Venezuela "está de pie, listo para nuevas batallas, para seguir luchando por la verdadera independencia y la verdadera dignidad".

Entre los jefes de Estado de la región destacó la presencia de Daniel Ortega (Nicaragua), quien aseguró que Estados Unidos le declaró la guerra a Venezuela con la renovación del decreto del presidente Barack Obama que declara a Venezuela como una amenaza para la seguridad interna del país norteamericano. "Eso es tan grave como el bloqueo que le tienen a Cuba”, comentó.

El primer mandatario de Nicaragua destacó que no hay Asamblea Nacional que pueda destruir la revolución.

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo que Chávez los hizo perder el miedo ante el imperialismo. “Hoy les digo a las oligarquías latinoamericanas que respeten nuestras revoluciones democráticas y pacíficas".

En su intervención desde el Teresa Carreño, Salvador Sánchez Cerén, presidente de El Salvador, destacó que la Celac, la Unasur y Petrocaribe son fruto inagotable del amor de Chávez por el pueblo latinoamericano.

Por su parte, la activista por los Derechos Humanos, Piedad Córdoba, destacó que Chávez dejó un legado de trabajo y compromiso por los pobres del mundo, y que gracias a él Colombia está cerca de firmar los acuerdos de paz en La Habana.

“Toda la derecha internacional está unida para quebrar todos los avances de los países progresistas como Venezuela, Argentina y Bolivia… Hay que trazar estrategias para defender y actuar por la revolución“, comentó.

Por su parte, la embajadora alterna de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas e hija de Chávez, María Gabriela Chávez, recordó con voz quebrantada “los días difíciles“ que vivió cuando su padre estuvo recluido en la Cárcel de Yare del estado Mirando en el año 1993.


"Algunas veces fuimos a visitarle pero no nos permitían entrar, pero él nos enviaba fuerza… Me dijo, María volvieron los perros pero mi dignidad nunca podrán morderla mil perros… a pesar que no nos permiten vernos, sé que tú llevas por dentro la fuerza rebelde de 100 siglos".