Los Hijos de Guarico rinden homenaje musical a su pueblo larense

NP

La Enciclopedia Larense de R.D. Silva Uzcátegui señala que Guarico fue fundado por el capitán Gracián de Alvarado y Muñatones en 1603 como pueblo de doctrina y otras fuentes dicen que fue el mismo conquistador pero el 6 de septiembre de 1619 que de ser cierto, según esta fecha son 398 años de su primera fundación y se aproxima a los 400 años como San Rafael de Guarico. Otros datos indican que fue por órdenes del gobernador y Capitán General Francisco de la Hoz Berríos que se hizo oficial la fundación el 3 de mayo de 1620 y debe ser la fecha cierta por cuanto la iglesia parroquial está dedicada a la Santa Cruz.

Suele confundirse al estado Guárico con Guarico, población cafetalera larense, una de las más importantes del municipio Morán. Más allá de un asunto de tilde o de acento, por supuesto son dos palabras diferentes. Guárico, nombre del estado central llanero es esdrújula, acento en la antepenúltima silaba y Guarico es palabra grave o llana, con acento en la penúltima sílaba. Guarico significa: “Gua: pueblo, rico: riqueza”, nombre que le da realce para afirmar que es una parroquia, con muchos valores naturales, riquezas que se pueden apreciar en cualquier atardecer de esta hermosa población de los Andes larenses, capital de la parroquia Guarico del municipio Morán en el estado Lara.

Guarico está ubicado a unos 18 kilómetros al sur de El Tocuyo, la Ciudad Madre y a veinte kilómetros de Sanare, capital del municipio Andrés Eloy Blanco, a 1.081 metros sobre el nivel del mar. Su gratísimo clima es tropical lluvioso de montaña, con elevada tasa de precipitación anual. Se llega desde El Tocuyo por la carretera trasandina que cruza a la zona alta del municipio Morán y se comunica hacia la zona alta de los estados Trujillo y Portuguesa, como Boconó, Biscucuy y Chabasquén.

Por ese grato clima, está en desarrollo una incipiente industria turística gracias a la constitución de posadas familiares de aportes importantes a la economía de esta parroquia. Al este de Guarico se aprecia un relieve montañoso con más de 2050 metros de altitud pertenecientes al Parque Nacional Yacambú y hacia el suroeste una larga cadena de montañas con más de dos mil metros sobre el nivel del mar.

Al noroeste de Guarico se extiende una gran faja verde donde se desarrollan diferentes sembradíos a grandes escalas de tomates, pimentones, papas y otros rubros agrícolas, gracias a la fertilidad de los suelos y a su clima montañoso, propio para el desarrollo de diferentes tipos de cultivos que también enriquecen la economía de esa población de gente laboriosa. Pese a dificultades actuales, esta también es una zona de producción de café, actualmente reducida por dificultades en los costos de producción.

Preocupados por la lejanía de los centros de poder, sus músicos y artistas se unieron en un interesante proyecto “Los Hijos de Guarico” para hacer música donde se realcen los valores naturales y de su F, grabando un primer disco compacto donde cantan desde su paisaje, los recuerdos del pueblo, sus reminiscencias. Junto a las afinadas voces de Coral Guarico, mandolinistas, arpistas, cuatristas y percusionistas, recopilaron temas nuevos y otros anteriores para rendir tributo a su pueblo y lo más importante es que habrán de continuar esta tarea para que perdure en el tiempo la obra de sus compositores, arreglistas e intérpretes con la historia musical de esta población larense de gente laboriosa, cordial y gentil.