En Imágenes: Los 17 mejores destinos turísticos que no puedes dejar de visitar en 2017

Referencial

Una cena con langosta cerca de las costas rocosas de la isla del Príncipe Eduardo, en Canadá. Acariciar a un panda y disfrutar la comida de Sichuan en Chengdu, China. Olas gigantes y azules muy intensos en lugares secretos para hacer surf en Senegal. La sofisticada arquitectura de Medellín, la Ciudad Amurallada de Cartagena y el delicioso café que se puede tomar en Bogotá son algunos de los mejores destinos turísticos para este 2017.

Colombia

Con la esperada visita del papa Francisco a Colombia este año, un acuerdo de paz ha traído más prosperidad y muchos visitantes a este país suramericano.

Desde el buen café que se toma en Bogotá, hasta la sofisticada arquitectura de Medellín y las fortificaciones defensivas de Cartagena, que datan del siglo XVI, no nos equivocamos si decimos que Colombia ha llegado.

Isla del Príncipe Eduardo (Canadá)

Canadá celebra su aniversario número 150 en el 2017 y esa es la mejor excusa para llegar al lugar donde nació ese país: la isla del Príncipe Eduardo.

Los viajeros se han enamorando de las costas rocosas de la isla y de sus pintorescas aldeas de pescadores gracias a varios programas de televisión y películas como el clásico de Lucy Maud Montgomery, "Anne of Green Gables".

La mejor manera de explorar la capital de la isla, Charlottetown, es a pie. Muchas de sus principales atracciones están en el corazón del centro histórico, como la Casa Provincial de Charlottetown, el famoso edificio gubernamental donde ocurrió la Conferencia de Charlottetown en 1864, en la que un pequeño grupo de personas se reunió para discutir la posibilidad de unir a distintas regiones independientes para crear una nación.

Penang (Malasia)

Otro gran país que celebra un hito histórico es Malasia, que cumple 60 años en el 2017.

¿Y cuál es la mejor manera de celebrar un cumpleaños? Con buena comida, por supuesto.

La isla malaya de Penang es, probablemente, una de los destinos de Asia donde mejor se puede comer en la calle, con una mezcla de comida tradicional malaya, platos chinos e indios. Todas esas delicias se pueden encontrar en puestos de venta ambulantes y en tiendas montadas en las viviendas en George Town.

Bermudas

Todos los ojos se posarán sobre las islas Bermudas cuando sea la sede de la edición número 35 de la famosa America's Cup race (carrera de la Copa de América), en el 2017. La tradicional carrera de navegación, que comenzó en 1851, se llevará a cabo por primera vez en Bermudas entre mayo y junio.

¿No quieres esperar a que llegue la competencia? Perfecto. A solo dos horas en avión desde la costa este de Estados Unidos, este territorio británico de ultramar es un archipiélago con playas impresionantes y una mezcla de culturas británica, estadounidense, de la India occidental y africana, entre otras.

Parque Nacional Katahdin 

Katahdin Woods and Waters National Monument, en el estado de Maine, se convirtió en parque nacional de Estados Unidos en agosto del 2016, justo cuando el Servicio de Parques Nacionales celebraba su centenario.

Aunque sea tan joven, las 87.000 hectáreas del monumento nacional al este del parque Baxter State ya están abiertas al público. Esto fue posible gracias a la fundación de la filántropa y cofundadora de Burt’s Bees, Roxanne Quimby, que donó 80 millones de dólares en tierras y dinero en efectivo, con una promesa de donar pronto 20 millones más.

Isaan (Tailandia)

¿Chiang Mai? ¿Bangkok? ¿Phuket? Hay que estar ahí, hay que hacerlo.

Los que buscan un lugar en Tailandia que todavía no haya sido muy explorado por el turismo internacional deben dirigirse a la región nororiental, conocida como Isaan.

Esta enorme zona de Tailandia está equipada con excelente infraestructura, que incluye varios aeropuertos locales y una amplia gama de hoteles. ¿Te acuerdas de ese arroz pegajoso y esa ensalada de papaya que te puedes comer en los restaurantes más modernos de Nueva York? Pues de aquí vienen. Sin mencionar muchos otros platos fantásticos, con especias y picante.

Bután

Para muchos, el 2016 fue uno de los peores años de la historia reciente. Para tratar de digerir la muerte de tu artista favorito, la decisión electoral de otras personas y la violencia creciente en el mundo, lo mejor es utilizar una alta dosis de felicidad.

Y es ahí donde aparece Bután.

Pero esta montañosa nación budista no solo se concentra en su índice nacional de felicidad, reconocido en el mundo entero, sino que para algunos expertos es el país más amigable del mundo con el medio ambiente. En el 2016, Bután fue el primer país del mundo en convertirse en enemigo del carbono.

Chengdu (China)

Acariciar un oso panda y disfrutar la comida de Sichuan. ¿Algo más para decir?

Desde hace tiempo, Chengdu ha sido una de las ciudades más populares de China gracias a esas dos atracciones. El hecho de que haya sido nombrada ciudad gastronómica de la UNESCO, hace unos años, también ha contribuido a crear esa fama.

En los últimos años, esta ciudad ha aumentado su atractivo al sumar varias cadenas de hoteles de primer nivel, así como restaurantes innovadores.

Ahora, volviendo a los pandas, para visitarlo lo mejor es que vayas a la reserva de pandas gigantes de Chengdu, abierta para recorridos pedagógicos y que alberga más del 80% de los pandas gigantes que hay en el mundo.

Aarhus (Dinamarca)

Copenhagen y Estocolmo siempre han estado en lo más alto de las listas de los fanáticos de la gastronomía y de la moda, pero la segunda ciudad más importante de Dinamarca, Aarhus, es un ignorado tesoro frente a sus elegantes primos escandinavos. Algo que pronto podría cambiar.

Aarhus es la Capital Europea de la Cultura en el 2017 y tiene grandes planes para este año.

Desde su renovada zona portuaria hasta sus empedradas calles del siglo XIV, Aarhus se ha reinventado como la capital del mini-descanso de Europa del norte. Comida, cultura y arte hacen parte de los atractivos de la Capital de la Cultura.

Burdeos (Francia)

Casa de algunos de los castillos y viñedos más famosos del mundo, suele estar clasificada como el “mejor lugar para trabajar” entre los empleados de Francia y es sinónimo de ostras frescas, así como Nueva York es sinónimo de bagels.

“París está atrapado en un ciclo que llamamos “metro boulot dodo” (metro, trabajo, sueño), así que el sur de Francia es visto como el repositorio de los encantos más antiguos de Francia: buen vino, buena comida y buenos amigos”, dice la escritora de viajes francesa Emmanuelle Eyles.

Islandia occidental

Durante décadas, la elegante Reykjavik ha sido más fría que una laguna glaciar, pero el aumento en el número de turistas está comenzando a surtir efecto. Mientras la capital está abarrotada de tiendas de tiernos puffin de peluche, el resto del país, más allá de sus viajes de un día para conocer cataratas, todavía está lejos de ser abrumado por el turismo.

Viajes por carretera al oeste del país compiten muy bien con la relativamente poblada línea costera del sur y te obligarán a bajarte del carro para disfrutar de impresionantes paisajes, a un distancia no muy grande de Reykjavik.

Albania

Este diminuto país del Mediterráneo, alguna vez parte de los más severos reductos estalinistas de la Guerra Fría, ha sido el secreto mejor guardado de Europa durante las últimas dos décadas.

Soleado, barato y con playas prístinas y tierras vírgenes, es mucho lo que Albania tiene para ofrecer a los viajeros, desde que conoció la libertad en los años 90.

Con una cultura gastronómica muy parecida a la de Grecia, pero casi siempre a mitad de precio, Albania seguirá teniendo su boom en el 2017.

Amán (Jordania)

Si la amenaza de inestabilidad y violencia de Oriente Medio es suficiente para que llenes las cajas registradoras de las calles más caras de Londres y París, debes dedicarle un pensamiento a Jordania.

A pesar de su cercanía con la región más turbulenta del mundo, todavía es considerada como relativamente seguro.

Y este año el país tiene mucho más que ofrecer a los viajeros: Amán fue nombrada Capital de la Cultura Islámica en el 2017 y con un interesante conjunto de lugares históricos que se remontan a los orígenes del Islam, está preparada para cautivar con algunas de las glorias de la cultura y el arte islámicos.

Ruanda

El siglo XXI ha sido el del renacimiento para Ruanda. De ser escenario de uno de los genocidios más devastadores del mundo, en 1994, a convertirse en uno de los destinos más seguros de la región, Ruanda es el ave fénix del continente africano.

Hoy, Kigali es una capital moderna y muy bien conectada, con una cultura gastronómica que se cuenta entre las mejores de África del este.

De día los visitantes pueden hacer una caminata para conocer los gorilas y de noche gozar de los cafés de moda en Kigali.

Senegal

Este país de África del oeste, de fácil acceso, sigue siendo una de las mejores joyas sin descubrir del mundo, especialmente para los amantes del surf. Además de grandes olas, las multitudes todavía no inundan las costas del país.

Al surf se ha sumado, desde hace un tiempo, un boom musical que ha llevado a miles de fanáticos de esa zona del continente africano y de Europa al festival anual Blues du Fleuve en Podor, organizado por el cantante Baaba Maal, el músico senegalés más famoso después de Youssou N'Dour. El festival explora la música de Senegal y Mauritania y Maal quiere convertirlo en el Glastonbury de África.

Houston (Estados Unidos)

Miles de miradas estarán puestas sobre Houston por la edición número 51 del Super Bowl LI en febrero, pero este gran juego de fútbol americano está lejos de ser la única atracción de la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos.

Con más de 10.000 restaurantes que ofrecen lo mejor de 70 cocinas distintas del mundo, esta ciudad de Texas es una de las más diversas de Estados Unidos. A eso se suma el rápido crecimiento de la ciudad, con espacios verdes y proyectos de uso mixto que se multiplican por todas partes.

Y no hablamos aquí de las ofertas que tiene en el campo del entretenimiento.

Australia

Si todavía no has tenido la oportunidad de conocer la Gran Barrera de Coral de Australia, tal vez quieras reservar un espacio para hacer ese viaje pronto.

La Gran Barrera de Coral de Australia sufrió su mayor devastación en el 2016, según informes de ese país.

Por fortuna, hay algunos hoteles ecológicos que están ayudando a revertir esa situación con esfuerzos de conservación. Entre nuestros favoritos está el Heron Island, que tiene su propia estación de ecoturismo e investigación.

Para los que quieran una experiencia más urbana en Australia, pueden hacer un viaje de 2.500 kilómetros para llegar a Melbourne, conocida por la capital gastronómica del país. Además, según la Unidad de Inteligencia Económica de The Economist, es la ciudad más habitable del mundo. Lo que también significa que los visitantes reciben un trato excelente, por supuesto.