Lectura del cuerpo

Archivo

Algunas veces las emociones y las expresiones energéticas son más simbólicas que verbales, y la manifestación en el físico se ve y siente casi de forma imperceptible pero cuando perduran en el tiempo se transforman en dolencias y al final en patologías. 

La energía emocional de convierte en materia biológica mediante un proceso químico sumamente complejo, cada órgano y sistema corporal está calibrado para absorber y procesar energías emocionales y psíquicas especificas. Es decir que cada área del cuerpo trabaja con energía y cuando esta fluye armoniosamente es un indicativo de que estamos sanos, un cambio energético motivado por una emoción generará un cambio en la naturaleza del órgano y de la energía que requiere para su correcto funcionamiento, de allí la enfermedad..y ésta forma de interpretar la energía del cuerpo se llama en algunos casos “medicina vibratoria” o “medicina energética”. 

Esta medicina energética es antigua y a ella se han sumado en su filosofía y uso la medicina china, alternativa en casi todas sus formas, pero la forma de interpretarlas es muy personal, dado que dan una excelente forma de abordar la enfermedad de forma diversa, apoyando los tratamientos médicos que tenga la persona, si ése fuera el caso, además el aporte más importante es que le permite a la persona ver o percibir en algunos casos la pérdida importante de energía debido a una situación estresante y le brinda herramientas para corregir esa fuga de energía, y de esta forma se evita que esta situación lo lleve a una crisis física, llamada enfermedad. ** Cuando la biografía se convierte en biología, según la medicina energética somos libros vivos de historia. Nuestro cuerpo contiene nuestra historia, todos los capitulo, y párrafos, línea a línea tienen plasmados todos los acontecimientos y relaciones de nuestra vida. En la medida que avanzamos en la vida nuestra salud biológica se va convirtiendo en un relato biográfico que va expresando nuestras fuerzas, debilidades, esperanzas y temores.

Todos nuestros pensamientos viajan por nuestro organismo biológico y activan una reacción química y fisiológica. Por ejemplo un miedo, activa todos los sistemas corporales, el estómago se tensa, el ritmo cardíaco se acelera y tal vez el cuerpo comienza a sudar, sumado a esto la expresión corporal en todo el cuerpo, la expresión de la cara, la tensión en el cuello y finalmente la reacción que dependerá de la información que tengas en relación a ese miedo, que podría ser, correr, paralizarse o actuar. 

Claro también tenemos pensamientos más sutiles, que no se notan en el físico y otros inconscientes que ni nos damos cuenta, pero todos siempre van a generar una reacción fisiológica, porque el contenido de todos los pensamientos es el mismo energía emocional, mental, psíquica o espiritual, producen reacciones biológicas que luego se almacenan en la memoria celular. 

** “No es lo que pasa fuera de ti lo que define tu pensar y actuar, sino lo que está dentro de ti”