Latinoamérica es líder en control de la rabia

Archivo

 Latinoamérica es un ejemplo mundial de cómo hay que actuar para controlar el contagio de la rabia y evitar así miles de pérdidas humanas pero también ahorrar millones de dólares en la respuesta a la enfermedad.

Así lo afirmaron este martes representantes de la Alianza Mundial para el Control de la Rabia (GARC) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en una rueda de prensa sobre la enfermedad, la víspera del Día Mundial contra la Rabia.

La rabia es una enfermedad viral que causa inflamación aguda del cerebro y que en casi el 100 % de los casos es mortal, tanto para los humanos como para los animales infectados.

En el 99 % de los casos, la enfermedad es transmitida por los perros, aunque también la contagian murciélagos, gatos, ratas, mofetas y zorros.

Cada año, unas 60.000 personas mueren tras infectarse con el virus, de las que el 40 % son niños.

"Sesenta mil por año significa 160 por día. Significa que cada diez minutos una persona muere de una enfermedad que se puede prevenir", agregó Nel.

Por su parte, Bernadette Abela-Ridder, experta de la OMS, afirmó que seguramente se están subestimando las cifras reales dado que en muchos casos la enfermedad queda sin diagnosticar y, por lo tanto, no se registra.