La Ruta de la Seda XXI

En 1877 el geógrafo alemán Ferdinand Freiherr von Richthofen en su obra “Viajes y nuevas aproximaciones a la ruta de la seda” consagró con ese nombre al comercio que conectaba a China con Mongolia, Persia, Arabia, Turquía, Europa y Asia desde el Siglo I A.C. Expertos en la prehistoria consideran esta ruta como un espacio de intercambio comercial ya desde la era paleolítica. En 2013 el presidente chino Xi Jinping anunció la iniciativa de fomentar y desarrollar una nueva ruta para la producción china según la cual los próximos años esta englobaría el treinta por ciento de la economía mundial y conectaría cerca de 68 países con un inversión inicial de 8 billones de dólares y que supondría además una base de consumo de 4.400 millones de personas que representan aproximadamente el 63 por ciento de la población mundial.

En un episodio de la llamada “guerra comercial” entre China y Estados Unidos, el mandatario Donald Trump anunció el Proyecto Geoeconómico “Indo-Pacífico” en alianza con Japón y Australia para competir con el renovado camino que se extendía siglos atrás desde Chang’an (actualmente Xi’an) en China, Antioquía en Siria y Constantinopla (Estambul, Turquía) hasta las puertas de Europa y que llegaba incluso a los reinos hispánicos en el siglo XV. En julio del 2018 Xin Jinping realizó su primera visita a los países africanos Senegal, Ruanda, Sudáfrica y Mauricio, para ampliar la inversión de infraestructura que realiza su país y que se complementará con 6 mil kilómetros de ferrocarriles en Angola, Etiopía, Kenia, Nigeria y Sudan, y que sin duda fortalecerá la influencia china en el territorio africano. Es decir que se han ampliado sensiblemente los inciertos y difíciles pasos que dibujaron la mítica “Ruta de la Seda”.    

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.