La razón de por qué siempre tenemos las manos frías

Las personas que se quejan de tener congeladas las extremidades todos los días de su vida. Sabes bien de quién hablamos. Esas personas cuya nariz y cuyos dedos de pies y manos están en constante hibernación.

Puede ser desagradable y doloroso, sí. Pero en la gran mayoría de los casos no comporta ninguna gravedad.

(Lea también: Estas bebidas ayudan a desinflamar para adelgazar)

Así lo confirma la especialista Brigitte Trégouet, que lo describe como un fenómeno natural, una manera de que el cuerpo se proteja a sí mismo.

Trégouet explica: “En nuestro corazón hay una bomba que envía sangre a las arterias. Cuanto más lejos están del corazón, más se van estrechando, hasta que se convierten en capilares”.

Generalmente se considera que la temperatura del cuerpo humano es de 37°C y es el propio organismo el que trata de mantenerse a esa temperatura.

Cuando hace frío, nuestra sangre se enfría, y el organismo quiere impedirlo. “Por tanto, decidimos de forma natural no enviar demasiada sangre hacia las extremidades”, explica la doctora

Las arterias más cercanas a la piel de los dedos, por ejemplo, se reducen.

La sangre se desvía hacia tejidos más profundos. Por eso la punta de los dedos puede estar más blanca o azul (todo depende de los genes). “Pero a veces, esto va demasiado lejos”, advierte la experta. “Cuando la vasoconstricción es más importante, puede que nos duelan las extremidades”.

Dicho esto, no hay que volverse locos. “Es habitual tener los dedos blancos”, admite Brigitte Trégouet.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter