La noble misión de los Guardaparques en Venezuela

minea.gob.ve

Cada 13 de febrero se celebra en Venezuela el Día Nacional del Guardaparques, funcionarios públicos que tienen la noble misión de proteger nuestros Parques Nacionales y Monumentos Naturales, pese a las grandes dificultades que enfrenta el sector.

Los guardaparques trabajan los 365 días del año y durante las 24 horas del día para salvaguardar aquellas regiones que han sido protegidas por el Estado Venezolano por su belleza escénica natural, o por la flora de importancia nacional que en ellas se encuentran, desde las extraordinarias y usualmente inhóspitas condiciones de los páramos, hasta las arenas blancas de Los Roques.

Las funciones de los guardaparques son múltiples, al constituirse como la autoridad ambiental dentro de estas áreas que debe hacer cumplir las leyes y reglamentos concernientes a la conservación de la naturaleza, en coordinación con el resto de las autoridades competentes. También tienen funciones de policía administrativa y cumplen la función social de brindar protección y seguridad a los visitantes en el área protegida.

Los guardaparques también son entrenados para realizar algunas tareas de monitoreo y seguimientos de los procesos ecológicos que se produzcan en las áreas protegidas, lo que permite tomar las medidas de manejo apropiadas, apoyados de expertos en la gestión de estas áreas, en diversos aspectos importantes.

También atienden a los visitantes y les brindan información sobre el área, y en muchos casos, por las condiciones en las que se desarrolla su trabajo, son paramédicos, mecánicos, veterinarios y hasta comunicadores, asumiendo sus compromisos con una gran mística y dedicación.

La próxima vez que visite un parque nacional o un monumento natural, no deje de pasar por el puesto de guardaparques y ofrecerle su apoyo y reconocimiento. Por experiencia se que los hay de todo tipo, desde los altamente comprometidos, enamorados del área protegida, hasta los que llegaron allí por temas partidistas o no les queda otra cosa que hacer. Sin embargo, la mayoría lo entregan todo, pese a sus presupuestos limitados, su falta de equipamiento y sus salarios no acordes con su responsabilidad.

En el Día Nacional del Guardaparques, desde VITALIS expresamos nuestra sincera palabra de estímulo para que continúen dando lo mejor de sí, y no desfallezcan frente a las continuas dificultades que nunca faltan, y que cual carrera de obstáculos, ponen a prueba su compromiso con la defensa y conservación de nuestra naturaleza venezolana.