La fiesta de Exaltación de la Santa Cruz para las iglesias es en septiembre

Aunque por una antigua tradición llegada a América en los galeones de los españoles la fiesta de la Cruz sigue su celebración en mayo, para las iglesias católica, ortodoxa y otras cristianas los 14 de septiembre se conmemora la Exaltación de la Santa Cruz en la que fue crucificado Jesucristo.

Ese día es el aniversario de la consagración de la iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén en el año 335 y también se asegura que ese día se conmemora la recuperación de la Cruz por Heraclio en 628 de manos de los persas que la tenían en su poder desde un tiempo después de su muerte.

En la liturgia existe constancia de esta celebración desde el siglo IV y en la liturgia romana de la iglesia católica este día se conmemora como Fiesta del Señor en todas las iglesias como segunda categoría entre las fiestas de los santos y si cae domingo tiene preferencia ante la celebración dominical, con el color rojo y se exponen tradicionalmente las reliquias de la Santa Cruz existentes en el templo.

Los cultores de la fiesta de la Santa Cruz en toda Venezuela y en otros países se niegan a cambiar la fecha de conmemoración porque la tienen asociada al inicio de la temporada de las lluvias en mayo y es el tiempo del comienzo de las cosechas y se rinden oraciones y devociones a la fecundidad de las aguas y de la tierra y tiene diversas formas de la celebración de acuerdo a las tradiciones regionales y en sus géneros musicales.

En algunas partes se acude a la leyenda transmitida desde los tiempos de inicio de nuestra tradición que la vincula al emperador Constantino y su madre Santa Elena. Cuentan en algunas poblaciones por tradición oral que el emperador estaba en guerra contra los bárbaros y temía no poder con ellos y ganarles.

En un sueño Constantino vio una cruz iluminada y las palabras “vencerás con esta señal” y ordenó levantar una cruz como insignia y adornar los escudos de los soldados con el signo de la cruz y los venció.

Al contar la historia a su mamá Elena, ella se dedicó a la búsqueda de la cruz dónde habían crucificado a Jesucristo y la encontró después de infructuosas búsquedas en el monte del Calvario, en unas catacumbas donde estaban los maderos ensangrentados y quienes se les acercaban recibían curaciones, historia que se remonta al tres de mayo del año 324 y de allí nacería la fecha de la veneración de la Santa Cruz por los católicos. También se dice que Constantino el emperador no era cristiano y luego de aquellos acontecimientos se convirtió al cristianismo en su lecho de muerte, aunque cumplió una gran tarea de ayudar a imponer el cristianismo y perseguir a los paganos ayudado por su madre Santa Elena.

En varias zonas de Venezuela, según sus tradiciones propias, los creyentes que participan en la celebración, mediante oraciones y cantos de galerón, llaman a la lluvia y la fertilidad de la tierra, los mares y los ríos y acompañan sus rituales con bebidas, comidas y dulces típicos, así como con géneros musicales que incluyen galerones, punto y llano, fulías, malagueñas y romances, golpes de tambor que no se bailan y golpes larenses con los instrumentos del tamunangue y en otras zonas con instrumentos musicales como el cuatro, la mandolina, la guitarra, el tambor cuadrado, las maracas y el violín.

En Santa Cruz de Pacairigua de Guatire, capital del municipio Zamora del estado Miranda y ciudad natal del líder democrático Rómulo Betancourt, la celebración es muy hermosa porque se trata del propio santo de su nombre y en algunas otras zonas la celebración comienza en el asueto del Primero de Mayo día del trabajador y la fiesta se prolonga por todo el mes con el pago de promesas, siempre frente a una cruz de bello decorado multicolor muchas veces adornada con las primeras flores de las lluvias de mayo y papeles de colores.