La criptomoneda: dolor de cabeza para unos

Archivo

El año comienza con la revolución de las criptomonedas en la mesa: una especie de misterio para unos y de realidad para otros.

Se trata de monedas digitales que se pueden crear y almacenar de manera electrónica en un sistema absolutamente descentralizado; que son operadas, movilizadas e intercambiadas como cualquier otra divisa ; se ejecutan operaciones muy seguras, rápidas y con costos bajos, es por eso que los bancos ya están sentados en la mesa de negociación

El hombre siempre inventó algún sistema de cambio: trueque, moneda, billetes. Ahora le toca a la criptomoneda. Confieso que la primera vez que vi una máquina de Bitcoin le pregunté a mi hijo Alberto, ¿por donde sale la moneda?. De allí en adelante he tratado de entender el tema pero, más que eso, aceptarlo.

La tecnología en la que están soportadas estas monedas representará toda una revolución, probablemente más trascendente de lo que fuera en su momento el internet. Hablamos del blockchain,-cadena de bloques-, una palabra que hoy es un modismo, pero pronto estará en los diccionarios, será rutinaria y moverá la mata en todos los ámbitos de las relaciones humanas.

 El blockchain eliminará los intermediarios en los procesos bancarios, pues, al descentralizar las operaciones, el control de cada operación lo tendrán los usuarios.

En materia notarial , esta tecnología será fundamental para un futuro muy cercano y actuará en la protección documental, es decir, aunque no se almacenarán documentos, quedará garantizado el poder comprobar alfanuméricamente la integridad del mismo y eso ya es mucho decir.

El tiempo actual está caracterizado por incertidumbres de todo tipo las cuales ya se van despejando: los verdaderos actores globales, la tecnología, robótica, biología, nanotecnología, acceso a la información y la inteligencia artificial, entre otros.

Hay un reto al actual orden global de las reglas de juego y lo tendremos que aceptar pues se manifestará en la manera de evolucionar tanto en el comercio, como en las políticas monetarias, finanzas, leyes e instituciones internacionales.

El concepto de la banca ya debe cambiar: el 80% de la población mundial no acceso a ella, las regulaciones bancarias, cada día más, machacan a los más débiles; los fuertes se planifican y, con dinerito, resuelven. Los departamentos de cumplimientos son los nuevos monstruos que presumen que todos somos delincuentes. El costo de cada operación es ridículo, ni hablar cuando de cambios se trata, más el cuento de siempre: bancos quebrados y banqueros millonarios.

Ojo, Pedrito,: no generalizo, pero esto es parte de los grandes motivos que harán que la banca se reinvente y se abra el espacio a las criptomonedas que no son la pirámide que muchos tratan de vendernos, sino bienes circulantes con un valor que sólo lo determina la oferta y la demanda.

Aunque esto probablemente sea un dolor de cabeza para unos, a la larga todos tendremos que adaptarnos, pues: ¡esto no lo frena nadie!


Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular descarga la aplicación Telegram, ingresa a este link https://t.me/globovision_oficial y dale clic a +Unirme. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en Venezuela y el mundo.