Día Mundial de la Vida Silvestre recuerda que el planeta vive la sexta extinción masiva de especies

Archivo

A propósito de conmemorarse el Día Mundial de la Vida Silvestre, la sociedad global reafirma hoy que el planeta sufre la "sexta extinción masiva de especies" como producto de un proceso agresivo de intervención y sobre explotación de recursos por parte de los humanos como principales depredadores de la naturaleza.

Según la Organización Mundial de Conservación de la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) al igual que en las 5 anteriores (la última y más conocida fue la de los dinosaurios), el proceso de deterioro ambiental va acompañado por una tasa de desaparición de especies que avanza a ritmos escalofriantes.

Pérdida de hábitats, explotación de especies, contaminación , especies invasoras y enfermedades, y cambio climático, son las grandes amenazas del planeta y causantes de un ataque contra la biodiviersidad.

El 3 de marzo fue declarado el día mundial de la vida silvestre, a raíz de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) declarado por la ONU. La CITES, con más de 180 Estados miembros, es una de las herramientas más poderosas para la conservación de la biodiversidad. Este acuerdo tiene como objetivo la protección de la flora y fauna silvestre del comercio ilegal (el cual tiene repercusiones económicas, ambientales, y sociales), mediante la aplicación de normas comunes entre los estados miembros.

En rojo

Múltiples son las acciones que se proponen para salvar las especies en extinción y cada año crece la lista de las Naciones Unidas en esta materia.

La autopsia a una ballena varada en la costa de Noruega en enero evidenció plástico en su estómago y se registró un trozo que superaba los dos metros de longitud. A ese respecto, se cree que los mamíferos confunden por alimento, los restos de plástico en el fondo del océano.

La ONG Greenpeace destaca que la realidad está teniendo un efecto devastador y por ello exigen a las compañías la reducción en el uso de plástico.

Conforme a cifras de esta organización ambientalista, se estima que cerca de 12 millones de toneladas de plástico entran a los océanos cada año, lo que equivale a un camión de basura cada minuto. 

"El plástico ingresa a cada cadena de alimentos en el océano y las criaturas marinas desde zooplancton hasta las ballenas azules se están asfixiando con el plástico. Lo están ingiriendo y se están enredando en él", revela una activista on line.

Por su parte, la ONU advierte que en todo el mundo la actividad humana está acabando con la biodiversidad.

Las futuras generaciones quizás no logren conocer a las especies que coexisten en la actualidad, toda vez que muchas se encuentran al borde de su extinción. En muchas partes de África, elefantes y rinocerontes están bajo gran presión de los cazadores furtivos.

Acciones repudiantes como el maltrato y muerte causada -en febrero pasado- a "Gustavito", el único hipopótamo que vivía en El Salvador, se repiten constantemente en diversos rincones del planeta. Por omisión o acción, el hombre se ha convertido en la especie depredadora más letal del planeta y el único animal que extermina su propio hábitat.

Algunas buenas notas resaltan en la no tan esperanzadora historia roja de la vida silvestre. China, el mayor mercado para el marfil, anunció una prohibición en diciembre a todos el comercio de marfil. La medida entrará en efecto a fines de 2017 y ha sido calificada como fundamental por parte de activistas.

Otros logros según WWF :

- El número de tigres silvestres aumenta por primera vez en la historia de la conservación.
- Los pandas ya no están clasificados como especie “en peligro”.
- El comercio del pangolín, el mamífero más traficado del mundo, ahora es ilegal.