Jude Law: interpretar al Papa ha sido un desafío

EFE

Hacer del papa en "The Young Pope" ha sido uno de los papeles más difíciles a los que se ha enfrentado Jude Law. "Fue un desafío, pero también lleno de placer", asegura el actor en una entrevista con Efe en Venecia, donde se ha presentado esta miniserie dirigida por Paolo Sorrentino.

Un trabajo que le ha hecho sentir durante más de siete meses la responsabilidad de interpretar a un personaje complejo y al que en la pantalla se le ve atravesar buenos y malos momentos, incluidos "maravillosos momentos de redención y de cuestionamiento".

La serie, explica el actor británico, muestra caras muy diferentes de este ficticio Pío XIII, el primer papa estadounidense, de su recorrido vital como hombre y como papa.

"A veces se siente orgulloso y está feliz de ser una persona de estar en una posición de poder y usa esa posición de forma sabia y adecuada. Otras dice cosas muy duras, malas (...) Es algo que nos pasa a todos cada día".

Y son todas esas caras del personaje lo que le atrajo al proyecto, aunque reconoce que habría aceptado "solo porque era Paolo Sorrentino el que estaba detrás".

"Realmente quería trabajar con él y la obra era maravilloso, un personaje complicado de interpretar, la oportunidad de trabajar en Roma que de otra forma no hubiera tenido. Y creo que también estaba fascinado con la idea de interpretar un personaje durante nueve o diez horas", explica el actor.

Hasta este trabajo, todo lo que había hecho eran obras de teatro o películas de una duración normal, de unas dos horas. "Seguir el viaje de un personaje en un largo periodo era un desafío, una oportunidad de entrar en detalles de forma que no haces cuando tienes una historia de 90 o 100 minutos".