Rostros GV| Juan Eleazar Figallo: yo soy un hombre del pueblo

Cortesía/Referencia

A él lo distingue su don de gente, ese simpático magnetismo generalmente  acompañado de una generosa sonrisa, que irradia a su paso cada vez que camina por los pasillos del canal. Se trata de Juan Eleazar Figallo, mejor conocido como "Juancho", presentador muy querido de Globovisión. El resto del día es un personaje muy partIcular, que elige la espontaneidad por encima del ego

Antes de presentarse ante las cámaras, para llevarle las noticias al término de cada jornada, este carismático periodista llega desenfadado y a pie, en el mismo transporte dónde se traslada el resto de los trabajadores. Va ataviado con una sencilla camisa a rayas, que más tarde cambiará por el traje y la corbata. 

Juan Eleazar Figallo dio sus primeros pasos en el mundo de la comunicación en una pequeña emisora local: "yo me inicié en Radio Bonita, la Guapa de Guatire, una emisora que dejó de existir tras el cierre del circuito Belford", recordó el periodista y locutor egresado de la Universidad Católica Andrés  Bello (UCAB). 

(Lea También: Mayela León: Las nuevas generaciones asumen los retos con profesionalismo y pasión) 

Tras aquella primera experiencia continuó formándose en diversos espacios de la radio y televisión. Figallo se desempeñó como locutor de noticias en:  YVKE Mundial, AM Center, y Globovisión donde ya suma 20 años de trayectoria. 

 "En 1998 entré por esa puerta a pedir trabajo", cuenta y se apresura a señalar la entrada con el dedo. Empezó como reportero antes de ser ancla de la emisión matutina del noticiero.También estuvo al frente de distintos espacios, como Brújula Internacional.  

Tal parece que ese histrionismo natural con que se conduce lo ha acompañado toda su vida: "desde muy niño me sentí cautivado por el mundo del arte, sobre todo la música, incluso quise aprender a tocar la trompeta (...) hoy sería algo así como el trompetista de la noticia", bromea y enseguida se confiesa como un gran fanático de la salsa, preferencia que lo llevó a convertirse en "Juan Pachanga", un personaje radial basado en la canción homónima de Rubén Blades: "yo me formé sobre todo en la radio popular", agregó. 

"Lo que me cautiva de este medio es el contacto con la gente, lo disfruto mucho. Yo soy un hombre del pueblo", aseguró el presentador con la efusividad que lo caracteriza.

Mientras transcurre la conversación muchas personas se acercan a saludarlo, a lo que "Juancho" responde con entusiasmo. Es evidente que durante sus dos décadas en la planta televisiva, ha sabido ganarse el afecto de sus compañeros. 

Por tratarse de un hombre entregado al trabajo, la mayor parte de su cotidianidad transcurre entre pantallas y cámaras de televisión, en su tiempo libre disfruta de la música y la buena gastronomía, aunque esto último "no tanto como antes", precisa. Dentro de su ajetreada rutina procura apartar momentos para encontrarse con Dios, pues Juan Eleazar se define a sí mismo como alguien muy espiritual y desprendido

Rebosante de emoción Juancho confiesa que está preparando un nuevo programa que verá la luz dentro de poco, sin dar muchos detalles promete que el espacio le permitirá mostrar su lado más solidario en televisión. "También es muy probable que vuelva a la radio", agrega con una sonrisa. Acto seguido estrecha la mano de este servidor y se va al encuentro con el deber. 

 Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.