Instituciones en el exilio: torpe ejercicio

Sede del TSJ en el exilio en Lima, Perú
Sede del TSJ en el exilio en Lima, Perú - Twitter

Los llamados gobiernos en el exilio, que tienen antecedentes históricos, operaban en los supuestos del robo de la soberanía, producto de una guerra civil, revolución, o golpe de estado militar. En esos casos monarcas y políticos despojados se domiciliaban en el exilio con la aspiración de regresar algún día a sus países. No es nuestro caso.

En estos tiempos “distintos” de Venezuela, las partes en conflicto viven generando solo malas ideas, se retroalimentan y nos contaminan de ellas. Ambos hablan de “ustedes” y de “nosotros”, esto es el primer error a remendar.

A mi realmente me da mucha pena y también vergüenza, ver cómo un grupo de la oposición atomizada -donde ya no sabemos quién es quién-, han dado un salto al vacío involucrando a algunos notables juristas en la instalación de un Tribunal Supremo en el exilio, así como la figura de una Fiscal - antes era repudiada por los que ahora la aman-, y hacen juicios virtuales, al estilo de “La Señorita Laura”.

Tenemos una especie de circo montado afuera que está restando credibilidad a la crisis existente, eso nos aleja de las verdaderas soluciones.

La realidad es desoladora e incomprensible: percibimos a una población sufriendo pero que sigue apoyando, en un porcentaje interesante , a un gobierno que la humilla pero que, a la vez, le genera aún alguna esperanza.

Por su parte, algunos dirigentes en el extranjero se adaptan a su nueva realidad claro, viven alejados de lo nuestro, lo cual hasta cierto punto es normal. Verlos sin embargo en buenos restaurantes, muy bien vestidos, es fuerte; sobre todo a uno de ellos, muy soberbio por cierto. Se suma a esta pena algún encestador “serio”, que siempre hace lo mismo en vísperas de elecciones ; alguien lo catalogó como “el difuso. Yo le agregaría, “guabina”. Bueno, cada quien gana su sustento como puede.

Ningún gobierno va a reconocer estas aventuras, las cuales tan solo les dan ventajas a quienes gobiernan.

Hay una comparsa en un pedazo de la oposición, pues de manera exitosa sacan de la discusión lo que realmente pudiera debilitar a la otra parte, lo cual, en definitiva, es una imperdonable torpeza, pues no se que tantos pudieran estar en colaboración con los que mandan.

Dejar de hacer el ridículo debe ser prioritario.


Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook Twitter.