Hace 99 años nos dejó José Gregorio Hernández "el venerable" médico que espera la beatificación

Los restos de "El Siervo de Dios" reposan en la iglesia "Nuestra Señora de la Candelaria"
Los restos de "El Siervo de Dios" reposan en la iglesia "Nuestra Señora de la Candelaria" - Referencial

Las últimas horas de José Gregorio Hernandez, transcurrieron en una apacible felicidad, pues aquel 29 de Junio celebraba 31 años de haberse recibido como médico. Era 1919, dicen sus biógrafos que ese día se levantó a las 5 de la mañana, rezó el Angelus, fue a misa y comulgó. 

Hernández estaba en la mecedora cuando su reposo fue interrumpido por ávidos golpes en la puerta. Se trataba de un vecino que le pedía, que se apresurara a ver a un pariente quien se encontraba muy enfermo. Salió con la premura de siempre, sin que nadie le advirtiera que estaba a punto de morir. 

Antes de visitar al enfermo, Hernández se detuvo en la Botica de Amadores en busca de un preparado. La fatalidad lo esperaba a la vuelta de la esquina... 

(Lea También:Alfredo Sadel: Un tenor inmortalizado en la memoria de los venezolanos

Sucedió en un parpadeo, el tranvía de Caracas acababa de pasar, cuando el Doctor José Gregorio recibió el impacto de otro vehículo, un flamante  Hudson Esexx 1918, al volante iba Fernando Bustamante de 28 años.

Con sorpresivo horror, Bustamante se apresuró a llevarlo al hospital Vargas

Tras ser atropellado, el doctor salió despedido y su cabeza dio en seco contra los adoquines empedrados. Dicen que no fue el arrollamiento sino aquel impacto lo que apagó su vida. El responsable del accidente, enfrentó un juicio de un año antes de ser absuelto. 

"Ni él pudo ver el carro, ni yo lo pude ver a él -relataría  30 años después el infortunado conductor al joven reportero Oscar Yanes. 

A José Gregorio Hernández, se le conocía popularmente como "el médico de los pobres, "para sus pacientes siempre fue un Santo y su trágica muerte mitificó aquellas virtudes sagradas. En 1949 la Iglesia venezolana inició el proceso de Beatificación y Canonización, pasarían cuarenta y siete años hasta 1986, cuando el Papa Juan Pablo II, lo declaró venerable. 

Venerado en varios altares

El Siervo de Dios nació a la vera de los andes venezolanos, en la población Trujillana de Inostú, un 26 de Octubre de 1864. Allí recibió los primeros sacramentos, descubrió su fe y la vocación de médico que lo llevaría hasta  Caracas a los 17 años, para estudiar medicina en la Universidad Central de Venezuela. 

Devotos de todo el país se trasladan a su pueblo natal, para pedir la intercesión del Siervo de Dios: elevan sus oraciones, realizan ofrendas y suelen besar la estatua para obtener su bendición. Se estima que unas 27 mil placas de agradecimiento rodean la imagen del médico. 

Creyentes se trasladan a su pueblo natal para agradecer los favores de Hernández
 José Gregorio Hernández se graduó de Bachiller en ciencias médicas un 19 de junio de 188, a los pocos días completó el doctorado. Tenía 23 años. 

Para disgusto de la Iglesia Católica, José Gregorio Hernández, también está presente en los altares de los espiritistas al frente de la llamada "Corte Médica", facción del culto a Maria Lionza integrada por otros galenos ilustres, como José María Vargas y Luis Razetti. 

El venerable médica no escapa del Sincretismo en la fe Venezolana

En Caracas la devoción a José Gregorio conduce a la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, donde reposan los restos del ilustre médico. Los testimonios de "milagros obrados por el Siervo de Dios, comenzaron en 1957, desde entonces se han registrado más de 40 personas sanadas por gracia de José Gregorio.

Al lado del recinto religioso funciona la oficina de la "causa para la beatificación" de este ilustre médico. Si conoce algún testimonio puede escribir al correo electrónico: causajosegregoriohernandez@gmail.com.

Los venezolanos esperan con fervor el momento en que José Gregorio Hernández sea elevado a los altares por dictamen de la Santa Sede, como el cuarto venezolano en ser beatificado. Asimismo pasaría a la historia como el primer varón criollo en aspirar a la condición de santo, bendito entre las Madres María de San José, Candelaria y Carmen Rendiles.  

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.