Hace 17 años murió Marcos Pérez Jiménez: la mano dura que modernizó el país

El 20 de septiembre de 2001 la muerte encontró al General Marcos Pérez Jiménez, caudillo militar y uno de los hombres más poderosos de Venezuela, exiliado en España tras su retiro de la vida política, partió físicamente un día como hoy hace 17 años. El siglo XX venezolano lo recuerda como una figura autoritaria, que gobernó con mano de hierro, e impulsó grandes obras de infraestructura que trajeron la modernidad al país bajo el lema del "Nuevo ideal Nacional".

La Ciudad Universitaria, el Aula Magna y el Hospital Clínico Universitario de la UCV, la autopista Caracas - la Guaira y el Paseo los Próceres, las Torres del Silencio y el teleférico de Caracas, fueron construidas en la década de los 50, bajo la influencia conservadora y dictatorial de Pérez Jiménez.

Durante su juventud, Marcos Evangelista se destacó como un estudiante brillante, graduándose con honores en en la academia militar, en lo sucesivo escalaría posiciones en los cuarteles: junto a Delgado Chalbaud y Llovera Páez, presidió la Junta Revolucionaria de Gobierno que derrocó al presidente Rómulo Gallegos en noviembre de 1948.

(Lea también: Rómulo Betancourt: “Acción Democrática nació para hacer historia”)

Tras el asesinato de Delgado Chalbaud, la segunda Junta de Gobierno de los Estados Unidos de Venezuela desconoció el triunfo de la Unión Republicana Democrática (URD), en las elecciones de 1952. Acto seguido la coalición militar formada por Llovera Páez y Suarez Flamerich, se disuelve y nombra a Marcos Pérez Jiménez jefe provisional de la nación. Un año después, el 19 de abril de 1953, el futuro dictador es proclamado presidente.

Eran tiempos de represión, censura para la prensa, y reducción de las libertades públicas, fraude político y corrupción. Con el apoyo de la "la Seguridad Nacional", su policía política, Pérez encabezó una intensa persecución contra los partidos de oposición , principalmente Acción Democrática (AD), y el Partido Comunista de Venezuela (PCV).

Agobiados por la dictadura, la sociedad civil comenzó a organizarse en la clandestinidad para derrocar al gobierno. En 1957, cuando el presidente anula las elecciones y convoca un plebiscito, fueron los jóvenes quienes asumieron el protagonismo y se reúnen para convocar a una huelga general.

El 23 de enero de 1958 exactamente un mes después del plebiscito, tras alzamiento militar fallido los primeros días de ese año y ante el clamor de la sociedad civil, Peréz Jiménez huyo rumbo a Estados Unidos, en el avión presidencial "la Vaca Sagrada".

Marcos Pérez Jiménez fue extraditado a Venezuela, dónde se le juzgó por malversación de fondos públicos. Aunque fue condenado a 4 años en prisión, logra salir y postularse a las elecciones de 1968, sin embargo el Congreso Nacional inhabilitó su candidatura. Entonces, el dictador derrocado, se retiraría de la vida política para radicarse en Madrid, dónde murió a la edad de 87 años.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.