Gustavo Bauer: Fotografías que se amalgaman entre madurez y pasión

Gustavo Adolfo Bauer Griman nació con la democracia un 21 de febrero de 1958 en Caracas, creció en Las Tejerías de Aragua y finalmente hizo vida y carrera como fotógrafo en Maracaibo, estado Zulia.

(Lea también: Tito y Tito ¡La Gran Batalla Musical!, se presenta este domingo en Centro Cultural BOD)

Comenzó como laboratorista hace más de 30 años bajo la batuta de experimentados fotógrafos destacados en el desaparecido diario El Zuliano, un periódico emergente que duró el tiempo suficiente para revelarle al mundo el talento periodístico de Gustavo hoy renombrado como artista visual e instructor de su profesión.

Durante este recorrido Bauer ha transitado por todas las áreas de la fotografía: industrial, sociales, aéreas, publicitaria y aunque nunca ha querido ser encasillado en una especialidad, su corazón siempre vuelve al fotoperiodismo, a la profundidad de la parte social, allí donde se afinca y alude que “este don que Dios me otorgó de poder llegar con la cámara hasta lo más intimo de una persona o de una historia, debo aprovecharlo, ayudarles, exponerlos hasta que haya un resultado y si es posible para ellos, lograr un beneficio”.

Para la fecha, la fotografía de Gustavo Bauer es una amalgama de madurez y pasión. Claroscuros, retratos, líneas, sombras, luz, mucha luz para hacer negros, mucho negro para iluminar. Sus alumnos lo llaman maestro y a ellos se dedica con vehemencia. Los lleva de la mano a través de talleres creados fuera del aula. “La fotografía se aprende en la calle, cámara en mano”, es febril con esta sentencia y gracias a esa afirmación los entusiasmados condiscípulos han recorrido el centro de varias ciudades, ruinas arqueológicas, puertos pesqueros, pueblos de agua y cientos de locaciones que han devenido en exposiciones individuales y colectivas donde se reconoce el éxito de la labor cumplida.

Ha publicado libros con fotografías sobre temas tan variados como la industria petrolera, el agro, el culto que los pueblos negros hacen a San Benito y el Atlas de Maracaibo, entre otros. Colgó su muestra Una mirada a la Guajira en el continente asiático, colocando a nuestros indígenas wayuu entre las Petronas de Kuala Lumpur. Sobre ese tema, Gustavo Bauer cuenta con un muy completo archivo digital de la Guajira, su gente y sus costumbres. Ha registrado varias veces los relámpagos del Catatumbo, siendo uno de los principales promotores de los pueblos de agua del Sur del Lago de Maracaibo hacia donde organiza excursiones fotográficas con su empresa Ayakuwaa (Imagen, en idioma wayunaiki).

A sus sesenta años Gustavo Bauer tiene en mente varios proyectos fotográficos. Hoy trabaja con la libertad que le exige su espíritu y cuando se satura de trabajo sale cámara en mano a retratar la vida. “Todavía no he hecho la mejor foto, pero me estoy divirtiendo”.

Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular descarga la aplicación Telegram, ingresa a este link https://t.me/globovision_oficial y dale clic a +Unirme. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en Venezuela y el mundo.