Guerra: Si no tenemos financiamiento externo este país es inviable

José Guerra, Diputado a la AN por la MUD
José Guerra, Diputado a la AN por la MUD - Vanessa Vegas - GV

El diputado a la Asamblea Nacional por la MUD, José Guerra, criticó las políticas económicas del Gobierno de Nicolás Maduro Moros, a propósito del Decreto de Emergencia presentado por el Ejecutivo Nacional el pasado viernes, lo que en su opinión no va resolver la crisis que atraviesa el país. 

"Si no tenemos financiamiento externo este país es inviable. Es necesario una unificación cambiaría, pero en este momento no se puede porque no hay reservas internacionales, y la ausencia de una política económica coherente" expresó en el programa Vladimir a la 1.

A su vez, dijo que el Decreto de Emergencia presentado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, el pasado viernes tiene como objetivo que el Gobierno pueda gastar sin autorización de la Asamblea Nacional, e instaurar la toma de empresas, lo que a su juicio es un riesgo muy peligroso para Venezuela.

Guerra señaló que la situación económica se ha agravado en el país, porque según él la inflación anual ya se ubica en 400%, incremento que se ha producido  en 120 días de vigencia del Decreto de Emergencia Económica. 

Asimismo, dijo que en el mismo lapso la escasez pasó de 25% a 40% en todos los productos. 

Por otra parte, el economista criticó la posible expropiación de la banca privada, porque en su opinión se incentiva a un clima de desasosiego que no permite crear confianza, lo que promueve que empresarios inviertan en otros países, por no garantizar estabilidad. 

El dirigente negó que la Asamblea Nacional está buscando derrocar el Gobierno, sino que está buscando soluciones, al mismo tiempo que señaló que el poder adquisitivo del venezolano ha caído en 40%, y en lo que va de año no se ha publicado ningún indicador de la economía. 

Por último, precisó que Venezuela va en camino a una hiperinflación, y por ende es necesario tomar los correctivos en el segundo semestre del año. 

También condenó la posible destitución de la directiva del parlamento, lo que sería "un golpe de Estado", concluyó.