Guaro Gaitas le puso sabor larense a los géneros zulianos

La gaita zuliana se hizo nacional y en todo el país han salido grupos que en especial en noviembre y diciembre cantan temas tradicionales de origen marabino, aunque algunos componen temas con su regionalidad, como en Barquisimeto el grupo Guaro Gaitas, quienes desde septiembre de 1975 pusieron sabor larense a la gaita, género musical del Zulia declarado Patrimonio Cultural de Venezuela por la Asamblea Nacional.

Existen varias versiones del origen de la gaita zuliana: Según el estudioso del folklore Rafael Molina Vílchez la gaita es española y con el tiempo surgieron dos tendencias divergentes: La gaita maracaibera y las gaitas negras: de furro y de tambora. Para Juan de Dios Martínez, la gaita se inició con los esclavos negros en las haciendas del Sur del Lago, como protesta y evocando sus fiestas de las zonas africanas de donde provenían.

Del nombre anota Wikipedia, según Jean Corominas, la palabra “gaita” procede del gótico gaits (aún no muy definido), término también utilizado en las lenguas del oriente europeo (gaida en Hungría, gainda en Creta o gayda en Yugoslavia), que significa “cabra” pues de su piel se procesa la membrana del emblemático furro o furruco.

En ese proceso de hacerse nacional y hasta internacional, porque en el exterior existen grupos gaiteros, llegó a Lara con su música y cantos alegres repetidos al principio por los gaiteros locales, pero la gente comenzó a pedirles temas de la región y así fue como desde un principio Guaro Gaitas comenzó a escribir y cantar sobre la barquisimetaneidad, sus personajes, sus tradiciones, sus emblemas edificados.

Músicos de los barrios Santa Bárbara, San Juan, San Antonio, Santo Domingo y San Agustín de la parroquia Concepción, en Barquisimeto, reunieron sus instrumentos de la salsa, el golpe y el tamunangue y armaron Guaro Gaitas.

“Le cantamos a Lara porque queremos resaltar nuestros valores, nuestro gentilicio y rendir homenaje a quienes les cantaban a nuestra gente, a los maestros del tamunangue, a los niños que cantan aguinaldos y rescatar la ñapa de las parrandas”, explicaron a coro al periodista Fabián Soto Rueda (Estampas Larenses).

Son una veintena de amigos y parientes de varias generaciones entre quienes destaca el cronista musical Rómulo Ure, quien con sabor costumbrista en las letras ha dibujado a la ciudad y su gente, sus lugares emblemáticos como el Parque Ayacucho, las rockolas del barrio, las arepas larenses, el suero, las acemitas, los cuarticos. “Guaro Gaita le canta al Niño Jesús y a los Reyes Magos quienes para nosotros no vienen de Oriente sino de El Tocuyo”, bromean.

Para los estudiosos de la música Guaro Gaita mantiene la esencia de los grupos de los años setenta y dicen que su tumbao se parece a los primeros arreglos del Guaco de entonces y en su particularidad está la fusión del tamunangue, el golpe y los aguinaldos con la gaita.

En el homenaje al Parque Ayacucho, donde posaron para la imagen cortesía de Alexander Sánchez, el arreglo incluyó las estrofas con un preludio de cinco piezas emblemáticas tradicionales barquisimetanas, Guitarra Larense, Barquisimeto, San Trifón, Pablera y Como llora una estrella.


Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular descarga la aplicación Telegram, ingresa a este link https://t.me/globovision_oficial y dale clic a +Unirme. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en Venezuela y el mundo.