Fundación Sopa para un Hermano ofrece comida caliente y solidaridad a los varguenses

El Pitazo

De la inocencia y sinceridad de un niño interesado en "hacer el bien sin mirar a quien", nació Sopa para un Hermano, una iniciativa que concebida en el estado Vargas y que a la fecha, alimenta a más de 200 personas en condición de vulnerabilidad

"Fue mi hijo quién tomó la iniciativa que originó esta organización (...) cuando tenía 12 años, Gabriel comenzó a repartir su Merienda, entre las personas que rebuscaban en un contenedor de basura  cercano a la casa", contó Heidi Quintero, directora de Sopa para un Hermano en El Solidario.

Con el tiempo el pequeño, que tiene la condición de Asperger, se empeñó en dar mucho más, y así decidimos hacer sopa", cuenta su madre. 

(Lea también: Pacheco" anuncia la Navidad caraqueña con temperaturas mínimas de 17 °C)

"Fuimos a todos los containers de Vargas, que no son pocos, luego a los hospitales y posteriormente a las comunidades, donde enseñamos a la gente a preparar la sopa en familia", recuerda Quintero 

Desde el momento que Gabriel comenzó esta desinteresada labor han pasado tres años. Hoy el niño es un joven adolescente y su idea se materializó e, dos comedores que atienden a más de 200 persona. 

Más que un plato caliente, la Fundación Sopa para un Hermano promueve valores. "Nos gusta compartir con los niños, enseñarles la importancia de integrarse en la comunidad", manifestó Quintero.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a+Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.