Fortalezca sus ideas para crear una aplicación con estos 5 pasos

Referencial

Consolidar un negocio mediante la creación de una aplicación móvil es una tendencia que se posiciona cada vez más entre emprendedores y empresarios. Conseguir nuevos clientes, impulsar sus productos, pero sobre todo identificar la necesidad o la solución a un problema son algunas de las principales motivaciones.

Mas, ¿qué debe hacer una persona con deseos de crear una aplicación? ¿Cuáles son los pasos que debe seguir? ¿Qué se necesita? ¿Cuánto puede costar?

Estos pasos le ayudarán a emprender su proyecto tecnológico:

1. Ideación

Primero conciba la idea de su proyecto. Pregúntese qué problema quiere resolver y a quién debe enviar la información. Para Gunther Vottela, CEO de la agencia de desarrollo de aplicaciones Kubo, es fundamental realizar un análisis de las interfaces de la aplicación, es decir, los canales de comunicación entre las personas que puede haber en el proyecto.

“En un juego solamente se interactúa con un usuario final, pero hay otras donde están el cliente y el proveedor, y así se genera una serie de interfaces porque se debe obtener información de diferentes personas”, señala. “En casos como el de Uber son dos aplicaciones: la del conductor y la de la persona que lo pide”, añade.

2. Diagrame su aplicación

El siguiente paso es bosquejar dibujos en papel de cómo imagina la herramienta. “Si al entrar lo que quiere ver es una ventana de registro, píntela”, aconseja Vottela.

Edwin Vargas, cofundador de la empresa de desarrollo de 'apps' y videojuegos 12hitcombo, señala que se debe hacer un documento con los requerimientos funcionales. “Hay que saber cómo serían las pantallas para tener clara la experiencia de usuario”, afirma. Con base en esa propuesta se empieza a desarrollar el diseño real y a hacer la construcción de código.

3. Elija tipo de aplicación y tecnología

Existen varios tipos de 'apps' que requieren diferentes procesos tecnológicos. Las nativas se desarrollan utilizando el lenguaje específico para cada sistema operativo, ya sea Android, iOS o Windows Phone; las híbridas se hacen bajo lenguajes web de programación, por lo que permiten la adaptación a cualquier plataforma; y las web se crean para que se adapten al navegador móvil utilizado por el dispositivo.

Génesis Vargas Jiménez, desarrollador de 'software' y MVP de Microsoft, destaca a Google App Inventor, una plataforma gratuita para Android a la que se ingresa con una cuenta de correo. “Se pueden crear aplicaciones profesionales armando bloques. Es una herramienta sencilla de usar y está dirigida a personas que no saben programar pero que quieren aprender”, afirma.

4. Desarrollo y pruebas

Una vez elegido el diseño y según la plataforma escogida, se comienza el proceso de desarrollo y programación. Para ello debe acudir a una agencia o a un ‘freelance’, a menos que decida trabajarlo usted mismo desde una página. Vargas señala que se deben hacer pruebas y realizar ajustes. “Evaluamos la facilidad del uso, si se cumple con los objetivos que planeamos, si hay que hacer modificaciones, etc.”, dice. “Es un trabajo conjunto entre programación, diseño visual y desarrollo de producto”, añade.

Por su parte, Vottela recomienda probar la aplicación con amigos y familiares que puedan ayudar a encontrar errores. Según él, todo el proceso de desarrollo se puede demorar 45 días en promedio, dependiendo del tipo de aplicación.

5. Acceso a las tiendas y costos

Cuando la aplicación esté lista debe ser publicada en las tiendas Google Play y App Store. Es necesario abrir una cuenta. Vottela recomienda crear una base de datos cuando en la aplicación se pide información personal al usuario. “Si la persona tiene que registrarse, el propietario de la 'app' está obligado a elaborar un registro de una base de datos con la información y las características”, explica.