Especial | La noche que cayó el "muro de la vergüenza" en Berlín

Revista Ecclesia

El 9 de noviembre de 1989 ocurrió uno de los acontecimientos que aceleró la caída de uno de los países más grandes y del bloque ideológico más fuertes contra el occidentalismo. El hecho no ocurrió en la Unión Soviética, pero sí en uno de los estados satélite: la República Democrática de Alemania, o mejor conocida como la Alemania comunista.

Luego de la caída de la Alemania Nazi y la victoria de los aliados y el ejército rojo en Europa, en 1945, el país germánico fue dividido para ser administrado por las potencias vencedoras: Estados Unidos, Francia, Reino Unido y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Este hecho no solo se consumó con el territorio alemán, sino con su capital Berlín.

Construcción del Muro de Berlín - Cortesía de Euronews.

Origen del muro

Pese a que la división de Alemania se produjo justo después del fin de la Segunda Guerra Fría, el Muro de Berlín no fue erigido sino hasta la noche del 13 de agosto de 1961. Sí, apareció una noche y desapareció en otra.

La precaria construcción que se extendió por 160 kilómetros rodeó la ciudad comunista, con el objeto de proteger a los ciudadanos de los supuestos ataques e influencias del lado occidental. Por ello, la división fue llamada "Muro de Protección antifascista".

El objetivo real del muro fue impedir que más berlineses orientales huyeran al lado occidental, puesto que ya 3 millones de personas habían buscado refugio en "el lado capitalista".

El historiador Marcos Ferreira Navarro explicó, para medios españoles, que "esto provocó que la Unión Soviética cerrase las comunicaciones terrestres con Berlín el 24 de Junio de 1948. Ante esta decisión, los aliados iniciaron una serie de viajes en avión para suministraron víveres a la población de Berlín que se encuadraba en sus zonas de ocupación. De esta forma se comenzó a realizar el puente aéreo sobre Berlín, ante el cual las autoridades de la URSS no hicieron nada para defenderse".

Con el paso del tiempo, el muro pasó de ser una valla metálica a ser una construcción de hormigón reforzado, con torres de observación, escopetas automáticas, obstáculos terrestres y trampas ocultas contra quienes intentaran cruzar el muro. Al final, más de 600 personas murieron en el intento.

Recreación del Muro de Berlín - Cortesía: DW-TV.

Al menos 45.000 bloques de cemento de 2.750 kilogramos cada uno y con unas medidas de 3,60 por 1,20 metros fueron movilizados por al menos 55 mil trabajadores. Algunas fuentes indican que parte de los obreros fueron forzados a levantar el muro, mientras que otras aseguran que todos fueron contratados.

El tramo más mortífero del muro no era la pared de hormigón en sí, sino la denominada "Franja de la Muerte" que dividía a ambas partes de la ciudad. Unas 302 torres de vigilancia coordinadas por un centro común de mando y, delante de ellas, se podían encontrar 270 espacios protegidos por policías con perros.

"Según una orden del Ministerio de Defensa de la RDA de octubre de 1961, se podía hacer uso de las armas de fuego 'para detener a personas que no acatasen las órdenes de los guardias fronterizos que se habían identificado como tales, es decir, que no se detuviesen tras los avisos verbales o los disparos de aviso de los guardias, sino que claramente intentasen pasar la frontera de la RDA” y “cuando no existía otra alternativa para detener al fugitivo'", relata la oficina de turismo de Berlín.

Infografía del Muro de Berlín - Cortesía: El Comercio.

Comienzo del fin

La caída del Muro de Berlín no fue un acontecimiento fortuito, pero sí decisivo en la historia de la Guerra Fría, de la Unión Soviética y del mundo. Sus causas no son pocas, ni locales, puesto que la denominada cortina de hierro comunista se derretía con el paso del tiempo.

Entre las causas de la caída del Muro se encuentran:

- La constante crisis política por la que atravesaban las antiguas Repúblicas de la Unión Soviética, que por lo general eran controladas con armas e invasiones.

- El colapso del modelo económico comunista hizo que los países miembros de la URSS se encontraran en crisis.

- Las reformas aplicadas por Mijail Gorbachov desde Moscú (actual Rusia) desestabilizaron la estructura de la URSS y sus Estados satélites, como la República Democrática de Alemania (RDA, o Alemania Comunista).

- En una visita oficial realizada en 1987, el presidente de los Estados Unidos Ronald Reagan hizo un histórico discurso a espaldas de la Puerta de Brandenburgo, en el lado occidental del muro, en donde pronunció la frase:

"Señor Gorbachov, si usted busca la paz, prosperidad para la Unión Soviética y la liberalización de Europa del este, venga a esta puerta y, señor Gorbachov, abra esta puerta (...) Señor Gorbachov ¡Tire este muro!".
Discurso de Ronald Reagan en Berlín - Cortesía: forquignon.

- La presión social para reformar las leyes, reducir las prohibiciones y permitir el tránsito entre ambas Alemanias se hizo cada vez más fuertes, originando la renuncia del líder del Consejo de Estado de la RDA, Erich Honecker, siendo sustituido por Hans Modrow.

- Austria y Hungría abrieron sus fronteras comunes en mayo de 1989, haciendo que la presión en Berlín y la RDA creciera.

El acto que desató el cambio fue una rueda de prensa del portavoz del Politburó del Partido Comunista de la RDA, Günter Schabowski, quien informó que se introduciría un proyecto de ley que permitiría el tránsito permanente de los ciudadanos de Alemania oriental al oeste. Sin embargo, la declaración cayó en la improvisación al ser consultada la fecha de implementación, a lo que el funcionario dudó en responder hasta afirmar que se haría "inmediatamente".

Declaraciones de Günter Schabowski y el Politburó del PCRDA - Cortesía: Valentín Carrera.

Tras este hecho, miles de berlineses se acercaron a los puntos de control fronterizo exigiendo el tránsito libre, tal como lo había declarado Schabowski, pero los soldados apostados en el Muro no estaban enterados de la noticia. 

La tensión fue creciendo debido a la desinformación del Ejército y la presión de las personas, quienes se apostaron en grupos cada vez más grandes y exaltados. La policía y los militares se vieron sobrepasados, y algunos dispararon contra los protestantes, pero al pasar las horas cedieron. El "Muro de la Vergüenza" había caído.

De inmediato la euforia se hizo sentir. Los berlineses subieron a las paredes de hormigón y con las herramientas que encontraron comenzaron a derribar la cárcel al aire libre que representó la construcción.

Un año bastó para que Alemania se reunificara y el Muro de Berlín quedara como el recuerdo de un hecho que no tuvo que ocurrir y de una sociedad que no tuvo que estar dividida. 

Caída del Muro de Berlín - Cortesía: BLACK HAWK_23.




Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular descarga la aplicación Telegram, ingresa a este link https://t.me/globovision_oficial y dale clic a +Unirme. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en Venezuela y el mundo.