Equilibrio Físico-Emocional. Las Emociones, Parte II

Google

La expresión corporal está influenciada por una emotividad ya instalada en el patrón genético y / o de creencia, y siempre dependerá del pensamiento en el momento que se estimuló por un evento en el externo y que para cada persona el resultado será distinto. 

Cada vez que un ser humano se niega a aceptar una emoción o la contrae se transformará en una acumulación energética en algún área de su cuerpo, esta emoción ya se sintió, ya está instalada de alguna forma en el cuerpo y de seguir esta vibración energética o ir sumando pensamientos terminara enfermo el Ser, así que al esconderla o negarla generará más problemas, que el haber tenido una reacción no deseada que siempre se podrá modelar o reparar.

Así que será de suma importancia leer o escuchar el cuerpo porque hay un área de su funcionamiento bioquímico alterada, la emoción siempre producirá una reacción adecuada a la información que maneja la persona y que exteriorizará de manera natural y sin reservas. Las imágenes y palabras son activadoras de emociones ya vividas que le permiten a las personas revivir el momento y evaluar el cómo está almacenado lo vivido, la emoción que aflora en este recuerdo servirá como guía para hacer un trabajo sanador, si así lo decide o si prefiere seguir sintiéndose mal…y su dilema será vivir o morir en vida. 

Existen emociones que al identificarlas ay trabajarlas ayudaran a sanan y hay emociones que enferman, y ellas estarían relacionadas con el pensamiento, la ira, la tristeza, impotencia por mencionar algunas, ellas generan cambios en el organismo alterándolo, sin embargo si se logra aquietar los pensamiento, racionalizar llegando a la compasión personal, automáticamente las emociones se calmarán y le permitirán al cuerpo relajarse mental y físicamente. 

Si hablamos de emociones negativas, serán las que generan tensión, obstaculizan el funcionamiento correcto de los órganos, dificultan la asimilación o la generación de ideas, son reactivas, agotadoras, obstaculizan el flujo de energía y con ello la transmisión de información entre las células. Las positivas, relajan, refuerzan el sistema inmunológico, agudizan la capacidad de aprendizaje, permiten que surjan ideas, resuelven, y al fluir la energía, las células se comunicarán entre sí con fluidez. 

En la actualidad se habla del stress y casi todo se lo endosan, pero en realidad es algo de cuidado, porque en ese estado se genera una respuesta físico y mental a una situación adversa que moviliza nuestros mecanismos de defensa naturales y en lo externo se puede enfrentar constantemente cada evento o persona, o por el contrario se decide huir, y esto puede significar aislarse físicamente o mentalmente separándose totalmente de la realidad. 

Como sugerencia estaría el manejo y reconocimiento de la emoción para poder modelarla y esto se logra a través del pensamiento, crear en positivo y presente cuyo contenido será el que beneficie a la persona y a su entorno crearía un mejor estado emocional y por consiguiente de salud y bienestar general.

La vida en resumen es un cúmulo de recuerdos, de imágenes, de risas y lagrimas a través de las cueles adquirimos consciencia que dejaron huellas cerebrales y que describe quienes somos, y que si le imprimes amor valdrá la pena vivir la vida intensamente.