Equilibrio Fisco-Emocional. Cuantas cosas tenemos

Suele pasar que día a día usamos todo lo que tenemos, sin caer en cuenta de cuantas cosas tenemos que nos dan confort y vamos en automático haciendo uso de ellas y no agradecemos, es un tema de rutina y no conformes con lo que tenemos, elaboramos una larga lista de cosas por adquirir para nuestro bienestar y esto nos impide ver muchos aspectos positivos de lo que tenemos. Se va perdiendo la posibilidad de disfrutar y compartir, solo estamos en una carrera detrás de bienes y se nos va la vida y muchas veces con obsesión y compulsión detrás de un algo perecedero y que quizás no sea necesario, es un satisfacer, llenar un vacío cuestión de estatus o exigencia del entorno.

Y te vas llenado de frustración al no conseguir las cosas materiales. No se trata de no darte tus gustos, se trata de ver cuán necesario esm si te beneficia realmente o es para pertenecer a un grupo y económicamente cuanto compromiso te genera y cuanto lo disfrutas, porque en este caso dejaría de ser un bien material y pasaría a ser una carga que más adelante te generará estrés y no confort. Las ambiciones y necesidades creadas sin medidas y metas erradas, pueden alejarte de tu paz y de tus tesoros esenciales, se desvanecerán las relaciones personales, y afectos familiares sin poder percibirlo.

La invitación es a tomar conciencia de lo que en realidad necesitas, de cosas que te ayuden a sentirte pleno, satisfecho y sobre todo que lo puedas disfrutar, porque muchas veces ni eso podrás, porque al tener una cosa, inmediatamente surgirá la necesidad creada de otra, Una lista o evaluación previa te permitirá adquirir lo que necesitas y que te dará plenitud y calidad de vida. Simplificar esta lista es simplificar nuestra vida, es incluso liberar nuestros lugares de almacenamiento en los hogares, es hacer espacios en nuestras vidas.

En Feng Shui hablamos de que la energía no puede fluir cuando los hogares están cargados de muchos objetos, cuando en los closet tienen ropa que no usas hace un años al menos, eso quiere decir que no la usarás mas, el no querer sacarla y regalarla, pudiera ser que piensas que no tendrás la posibilidad de poder comprar más ropa, que tienes apegos y la necesidad de acumular. Además hablaría también de tu creencia de escasez y no conectada con la prosperidad. No sacar y liberar espacios bloquea la energía y no abres espacio para lo nuevo, hablamos de ropa, carteras, zapatos, etc. pero esta condición aplica también en nuestro cerebro en cuanto a pensamientos, patrones de creencia, resentimientos, en nuestra vida personal, a las relaciones, empleo. Soltar es crear espacios para lo nuevo y renovar nuestra vida. Liberarte de las apariencias y prejuicios, llénate de tu espontaneidad y será una aventura cada día.

Revisa cuáles son tus objetivos reales y que además realmente quieres alcanzar, cuanto contribuye a tu felicidad y que realmente te permitan tener calidad de vida. Establece un equilibrio entre el tiempo que requieres para alcanzar tus metas, tiempo para concientizar lo aprendido, observar cómo influye en tu vida y en tu crecimiento personal. Tiempo para disfrutar todo lo que tienes y las personas que te rodean. Importante es el disfrutar tu día a día plenamente y con todas las personas que te rodean, porque es eso lo que llena el alma y te apoya en tu evolución de tu Ser. Zoraida Grimán Terapeuta de Equilibrio Físico-Emocional