Equilibrio Físico-Emocional. Atento a la rutina… Retoma la vida

Google

Hay una excelente manera de retomar tu vida. Antes de caer en la rutina, es conveniente innovar. Podemos irnos acomodando, ajustando y acostumbrándonos a una vida que va perdiendo interés y calidad sin darnos cuenta. Y cuando se toma consciencia que no hay satisfacción, la mayoría de las personas no encuentran una manera satisfactoria de renovarse. Así que te puedes ir adaptando al deterioro y cuando quieras reaccionar, te será muy difícil hacerlo o viviste tan aislado de tu realidad que será insalvable el retorno. 

Si sigues haciendo lo mismo, no puedes obtener algo diferente. Lo interesante es que pequeños transformaciones que hagas a diario generen resultados diferentes y te inviten a moverte en diversas direcciones y amplíes tu visión de vida, que cada movimiento que te nutra y a su vez vaya transformando tu camino, no son necesarias grandes modificaciones, tan solo pequeñas variaciones bastan para transformar tu vida. 

Naturalmente los cambios pueden llevarte a mejores o peores lugares. Por eso es conveniente que siempre tengas claros tus objetivos, algo que siempre sugiero, es sentir a través de todos los sentidos el producto final del cambio. Visualízate constantemente como quieres verte en el futuro. Hacia allá tienes que ir y cuando sientas que te alejas, entonces es cuando tienes que mover el volante de tu vida en otra dirección. O sea, tienes que estar atento de tu brújula siempre. Si te sientes paralizado para tomar decisiones, piensa que tú eres el único que te puedes presionar. Hay mucha ayuda disponible para salir adelante y resolver los problemas, o simplemente para mejorar tu calidad de vida. 

Pero si tú no abres tu puerta, nada podrá entrar. No basta con leer ciertas enseñanzas de auto ayuda y asistir a charlas o asistir a consultas con terapeutas, es necesario aplicarlas a tu realidad, vivirlas, experimentarlas, probarlas y evaluarlas, en fin hacerlas tuyas. Aún cuando intentara forzar tu puerta para entrar y decirte “aquí estoy para apoyarte hacia una transformación, aquí estoy para ayudarte a superar tus debilidades y desarrollar tus fortalezas…”, aún así, si tú no estás dispuesto, nada pasará. 

No te lamentes de no tener oportunidades. La vida está llena de ellas. Eres tú quien tiene que romper tus cadenas y decidirte a tomar las riendas de tu vida, no a la de otros. Te puedes apoyar en un profesional y seguramente te mostrará caminos y será sabio apoyarte en los expertos, pero tú tienes que tomar el volante, guiar tu vida, crearla y recrearla en base a tu experiencia. Eres el único responsable de ti y de tus decisiones, también el responsable de evolucionar, tu sabes en tu dialogo interno que realmente está pasando o al menos que no está pasando, solo tú puedes tocar tus limites y acceder a la transformación.