Especial | A 10 años del primer iPhone: el teléfono que revolucionó el mercado de los smartphones

Hace 10 años, el 29 de junio de 2007, tras el anuncio de Steve Jobs , se lanzó al mercado norteamericano un producto que marcaría un hito en la historia de los teléfonos inteligentes, y de toda la tecnología en general: el primer iPhone.

El equipo no fue pionero en incorporar el uso de internet a los móviles, ya que diversas compañías se habían encargado de eso en el pasado, inclusive la popular empresa Blackberry tenia el mercado copado de modelos que se vendían como pan caliente por su revolucionaria mensajería y fácil acceso a la web.

(Lea también: Especial | iPad Pro, iOS 11 y más: Estos son los nuevos productos que ofrece Apple en 2017)

Sin embargo, el iPhone fue una revolución: Se impuso como un aparato que no solo servía para hacer-recibir llamadas o mensajes de texto, sino que se posicionó más como una herramienta que poco a poco comenzó a ser más imprescindible para los usuarios.


¿En qué destacó?

Su principal atractivo fue la prescindencia del teclado y la extensión de la pantalla, que pasó a cubrir más del 80% de la superficie del teléfono, y el acondicionamiento de un sistema táctil que no necesitase algún lápiz especial, sino que los dedos serían más que suficientes.

Este diseño tan llamativo fue la base para lo que, a partir de tal momento, se entendería por Smartphone, pues todos los que siguieron lucían, y continúan luciendo, de una manera similar.

Cuando Steve Jobs anunció el iPhone, lo había descrito como tres productos diferentes: un iPod con pantalla panorámica y controles táctiles, un teléfono celular revolucionario y un sistema novedoso de comunicación online. Nadie se esperó que todos fueran uno mismo


Primer iPhone: ¿Qué no tenía?

Sí, fue bastante novedoso en su momento. El mismo diseño ya lo alejaba de cualquier producto de la competencia. Sin embargo, si se mira en retrospectiva, carecía de muchas cosas que ahora se consideran “vitales” para un smartphone.

Era increíblemente lento, pues funcionaba bajo las redes 2G, o EDGE, y para quienes recuerdan, ese tipo de red tardaba en cargar los contenidos.
Aún no existía la App Store. Steve Jobs creía que la inclusión de aplicaciones que no dependieran directamente de la compañía crearía un descontrol en la empresa. Afortunadamente cambió de opinión más tarde.
No había actualizaciones constantes, por lo que funciones tan comunes como cortar y pegar no fueron incorporadas sino hasta años después del lanzamiento.
No existía la posibilidad de colocar el contenido de forma horizontal, por lo que todo era vertical, incluso la forma de escribir.
Ni fotos, ni mensajes en los mensajes de texto. Gran diferencia con ahora que Apple tiene su propia App de mensajería.
La cámara era precaria y bastante pobre. Solo de 2MP, con los que no podría sospecharse a qué niveles evolucionaría hasta años después. Ah, y no existía la cámara frontal.
No había Siri, no había centro de notificaciones.


Primer iPhone: ¿Qué sí tenía?

Sobreprecio. El precio del primer iPhone alcanzó los 499 dólares, que, en comparación con sus competencias, les superaba en más de 200$.
Era innovador. Era todo lo que necesitaba el usuario en un cómodo y portátil aparato. No fue el primer teléfono inteligente, pero definió cómo sería, de entonces en adelante, ese tipo de equipos.
Tenía entrada para auriculares, capacidad de almacenamiento de 4, 8 y 16 GB, y, una memoria RAM de 128 MB.


Evolución del iPhone

2007: iPhone 2G. llegó al mercado el 29 de junio en Estados Unidos.
2008: iPhone 3G. Llevó aquel nombre porque podía conectarse a aquellas redes. Tuvo un diseño parecido al anterior, pero fue un gran éxito por ser el primero en contar con la App Store.
2009: iPhone 3GS, la tercera generación. Integró nuevas características: grabación de video, cámara con mayor resolución (3MP) con autofoco, comandos de voz y mejor batería.
2010: iPhone 4. Fue fabricado de vidrio sobre chasis de acero. Por primera vez contó con fondos de pantalla, cámara de 5MP, ya grababa en HD y flash LED.
2011: Por primera vez un iPhone de la misma generación tuvo una versión mejorada. iPhone 4s. La cámara pasó a ser de 8 MP, se añadió una nueva tarjeta de video y nació Siri, el famoso asistente de voz.
2012: iPhone 5. Su pantalla pasó a ser de 4 pulgadas y fue hecho de cristal y aluminio. Incorporó conexión a redes 4G. Mejoró cámara delantera.
2013: Apple expandió su modelo anterior y le dio dos versiones más, el iPhone 5s y el 5c, que incorporaba Touch ID, sensor de huella para más seguridad.
2014: La sexta generación se alzó con dos modelos lanzados en simultáneo, el iPhone 6 y el 6 Plus. Con un display de 4,7 y 5,5 pulgadas respectivamente, esta generación fue hecho más delgada y con funciones nuevas, como la Apple Pay.
2015: iPhone 6 y 6s Plus agregaron tecnología 3D Touch Display y ofreció nuevas características.
2016: La última generación, hasta ahora, también tuvo un doble lanzamiento con el iPhone 7 y 7 Plus, este último cuenta con cámara dual que logra mayor resolución y a mayor distancia.


¿Qué esperar de iPhone ahora?

El futuro del iPhone no es claro para nadie, pues no se ha hecho ningún anuncio al respecto. Sin embargo los rumores no se han hecho esperar.

Sin duda, el diseño del iPhone 7 decepcionó a los seguidores fieles de la marca porque realmente no innovó demasiado con respecto a su versión anterior. ¿A qué apunta ahora la compañía?

Rumores

Se habla de una pantalla OLED curva o flexible que el acerque a los últimos modelos de Samsung. Se dice que la propia compañía surcoreana sea la proveedora de dichas pantallas.
Se dijo que el sensor de huellas estaría ubicado sobre la pantalla
Se ha hablado con respecto al material, y se espera que sea de vidrio, como el iPhone 4, aunque otros apuntan por materiales de gama alta, como la cerámica.
Se dijo de manera extraoficial que el precio rondaría los 1.000 dólares.
El botón de inicio habría sido eliminado para ahorrar espacio en la pantalla
Se comenta que tendrá funciones de realidad aumentada.
La cámara posiblemente será la misma del iPhone S7 Plus, o mejorada.
La conexión USB sería tipo C.
Se habla de tres tamaños distintos: 4,7; 5 y 5,5 pulgadas. 
Se lanzaría entre noviembre y diciembre, no en septiembre, como acostumbra Apple.
El iPhone 8 podría llamarse iPhone X o iPhone Edition en conmemoración por los 10 años.