Empresas Polar realizó tercer encuentro de Liderazgo con más de 800 participantes

Empresas Polar
Empresas Polar - Nota de prensa

Más de 800 directores, docentes y orientadores de escuelas nacionales y estadales de comunidades cercanas a los centros de producción de Empresas Polar del área Metropolitana de Caracas y Los Altos Mirandinos, principalmente de Caucagua y San Pedro de Los Altos, asistieron al 3er encuentro Liderazgo Educativo impulsado por Fundación Empresas Polar, un espacio para compartir conocimientos y experiencias en el ámbito educativo de la mano de expertos.

El evento se llevó a cabo en el Auditorio del Centro Empresarial Polar en Caracas con la asistencia de escuelas que provienen de las alianzas celebradas con la Gobernación del estado Miranda, la Asociación Venezolana de Escuelas Católicas (Avec) y las Alcaldías de los municipios Sucre, Chacao, Hatillo, Baruta, Guaicaipuro, Acevedo y Eulalia Buróz.

Durante la jornada, se presentó la ponencia La educación digital ¿moda o tecnología?, a cargo de Antonio Da Rocha, co-fundador de aula7.net, una plataforma de apoyo académico basada en video clases creadas y presentadas por jóvenes talentos y validadas por docentes especialistas. También es cofundador de PleIQ, emprendimiento ganador en la categoría de negocios del concurso IDEAS 2014, basado en un juguete didáctico de realidad aumentada para niños de preescolar que permite impulsar múltiples inteligencias.

De igual forma, se presentó el conversatorio Educación y tecnología: hecho en Venezuela, que contó con la participación de Rubén Benarroch y Ariana López de la iniciativa Teachlr, mercado de conocimiento que ofrece cursos online dados por expertos de todo el mundo; Valentina Delfino de Akademia, sistema de gestión escolar web y móvil que potencia la comunicación entre profesores, padres de familia y estudiantes; y Antonio Da Arocha de aula7.net.

Finalizando el encuentro, se llevó a cabo la conferencia motivacional ¿Consciente del uso de la tecnología en la educación?, facilitado por Roberto Pacheco y Carlos Sánchez, expertos en PNL y Coaching.

Para Daniela Egui, gerente de Desarrollo Comunitario de Fundación Empresas Polar, este evento permitió compartir una visión vanguardista de la escuela, que no se circunscribe a un espacio físico o a recursos materiales. “Este esfuerzo se inscribe en el compromiso que a lo largo de sus ya casi 40 años de historia ha tenido la Fundación Empresas Polar con la educación venezolana, ya que creemos que es solo a través de una educación de calidad para todos, que el país continuará su desarrollo”, indicó Egui.

La tecnología como aliada de la educación

Carola Valdivia, coordinadora de Desarrollo Comunitario para Territorio Metropolitano, explicó que este encuentro presenta una nueva forma de aprendizaje facilitada por las tecnologías de vanguardia. “Este año quisimos poner el acento en cómo las nuevas tecnologías, su conocimiento y uso en las aulas, pueden contribuir a mejorar tanto el desempeño de los docentes como el rendimiento escolar de los alumnos”, señaló.

En el encuentro, Antonio Da Rocha, de aula7.net, abordó diversas posibilidades y metodologías, a partir de las cuales los docentes pueden transformar su praxis pedagógica e incorporar una cultura de la innovación.

De acuerdo con Da Rocha, la educación y la tecnología cobran un papel preponderante en la configuración que las nuevas generaciones de ciudadanos puedan tener sobre su realidad circundante. “En la actualidad y sobre todo en los países que buscan innovar y elevar sus estándares de calidad en materia educativa, debe establecerse una simbiosis entre los procesos de formación y el uso efectivo de las tecnologías de información y comunicación”.

Por su parte, el conversatorio Educación y tecnología: hecho en Venezuela presentó los emprendimientos venezolanos de tecnología aplicada a la educación más reconocidos en este momento en el país y en Latinoamérica. Se trató de una muestra del talento venezolano de exportación. Roberto Pacheco y Carlos Sánchez explicaron durante su conferencia motivacional que el acceso a la tecnología será mayor cuanto más emoción le ponga el docente al proceso de enseñanza-aprendizaje. “El maestro es siempre quien motiva a los niños. Independientemente de los recursos disponibles, es su actitud y aproximación lo que hacen la diferencia”.