El único objetivo que le hace falta a Messi: Ganar una Copa del Mundo

Messi en medio de entrenamientos con Argentina
Messi en medio de entrenamientos con Argentina - Reuters

¿Lionel Messi o Diego Maradona? Lo que ha hecho el primero en su carrera como futbolista ha sido tan extraordinario que ha logrado ganarse el privilegio de ser comparado con el segundo, el "dios de los futbol", como lo catalogan sus paisanos argentinos. Diego Armando Maradona, el mago del balón, el que guió a una selección conformada por terrenales a conquistar el título del mundo. Es justo esa Copa del Mundo de México 1986, la que para muchos le da el plus al "Pelusa" para ser considerado como el mejor futbolista de todos los tiempos.

(Lea también: José Hernández: Garra Charrúa de Uruguay, es ese sentimiento que se hace fuerte)

La diferencia entre Messi y Maradona no se mide en goles, asistencias ni vueltas olímpicas con clubes europeos. Se hace por títulos globales con la selección de Argentina. He ahí la diferencia entre uno y el otro. Por eso Rusia 2018 es considerada la última oportunidad para que Messi gane un Mundial para su país. Estuvo cerca de lograrlo en Brasil 2014, cuando llevó a los albicelestes hasta la gran final. Pero perdió contra Alemania, el eterno rival argentino, por un gol en tiempo extra. (Le puede interesar: Cuando Argentina casi se queda sin camisetas para enfrentar a Inglaterra)

Este será su cuarto intento. Con 19 años, de la mano de José Pékerman, asistió a su primera Copa del Mundo en Alemania 2006. Disputó tres encuentros (sólo uno como titular) y marcó gol ante Serbia y Montenegro. En ese juego ingresó a los 75 minutos del segundo tiempo por Maxi Rodríguez, y 13 minutos después mandó la pelota al fondo de la red para redondear el 6-0 final.

Cuatro años más tarde, en Sudáfrica 2010, llegó como líder y capitán de la Selección que armó Diego Armando Maradona. Jugó cinco partidos, pero no marcó. El Pelusa y Messi perdieron goleados en cuartos de final ante Alemania, el mismo que dejó a Messi sin título en Brasil 2014.

En su última presentación en un Mundial, el astro argentino anotó cuatro goles y tuvo mucho que ver en el ascenso de su selección en Brasil 2014. Sin embargo, siempre llevará el lastre de haber fallado un gol clave en la final, cuando el partido iba igualado. Con impotencia, Messi subió a las tribunas del estadio Maracaná de Brasil a recoger la medalla de plata, la del subcampeón, la misma que se quitó con gestos de rabia y dolor apenas se la colgaron. (Lea: El Maestro Tabárez, el segundo técnico más longevo en la historia de los mundiales)

Messi ha conseguido títulos con las categorías menores de Argentina. Ganó el Mundial Sub-20 en 2005 y el oro olímpico en los Juegos de Pekín 2008. Son consuelos ante su desgracia en las finales con la selección mayor. Pero son logros subvalorados por los hinchas y que no le dan méritos para ganarle el pulso de grandeza a Maradona.

(Lea también: Anthony Abellás se despide de Rusia y regresa a Venezuela para seguir llevando los detalles de este Mundial)

“Ya está. Se terminó la selección para mí”, dijo después de la rabia que le generó errar su penal y perder la final de la Copa América Centenario ante Chile. Parecía que el reto de lograr un título para su país, después de 26 años (Argentina fue campeón de la Copa América de Ecuador en 1993), quedaba cancelado. Pero recapacitó, demostró su más grande amor por los colores celeste y blanco. Volvió a ponerse la 10 y la banda de capitán. En la recta final de la eliminatoria al Mundial de Rusia 2018 fue decisivo, marcando tres goles en el triunfo ante Ecuador, que le dieron a su selección la clasificación.

Nadie se ha preparado para ganar un Mundial como Messi. Desde que el Barcelona de España quedó eliminado de la Champions League y aseguró el título de la Liga, se reservó. Comenzó a gastar lo menos posible, a medirse en sus esfuerzos y a pensar a futuro, en su futuro. En los días libres viajó en silencio a Italia para verse con su nutricionista de confianza y cambiar sus hábitos alimenticios, pensando en el cuidado muscular para evitar lesiones.

Al terminar la temporada, descansó en familia y, al concentrarse con la selección, le avisó a su técnico que prefería no tener mucho ritmo de competencia en los amistosos para evitar sorpresas. En los entrenamientos en Moscú se ve rápido, con ganas de revancha, de alzar la copa, de que no lo comparen con nadie y dé una respuesta definitiva a la pregunta: ¿Maradona o Messi?

Su camino en Argentina comenzará este sábado contra Islandia en Moscú, en el Otkrytie Arena. Luego enfrentará a Croacia el 21 de junio, en el estadio Nizhiny de Novogorod, y cerrará la fase de grupos el 26 de junio en San Petersburgo ante Nigeria.

(Lea también: Piqué dejará la selección tras el Mundial de Rusia)

Números en la carrera de Messi

- 34 títulos ha ganado el argentino desde 2004, cuando debutó como profesional con el Barcelona.

- 2 trofeos ha levantado con selecciones de su país. Ganó el Mundial Sub 20 de 2005 y el oro olímpico en Pekín 2008.

- 64 goles oficiales ha marcado con el equipo nacional, en 124 partidos. En los Mundiales ha conseguido cinco tantos.

- 5 balones de oro ha recibido como mejor futbolista del mundo, los de 2009, 2010, 2011, 2012 y 2015.

- 552 anotaciones ha conseguido con el FC Barcelona, club que le paga un salario anual cercano a los 40 millones de euros.


Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.