El poder contaminante de una “puputov”

Archivo / Referencial

Las protestas en Venezuela han sido testigos del nacimiento de un nuevo mecanismo de autodefensa popular. Se trata de las denominadas “puputov”, que ya cuentan con una sección especial en Wikipedia, donde son descritas como “proyectil de fabricación casera, compuesto de heces fecales diluidas en agua”.

Si bien se puede entender la rabia y frustración que se siente enfrentar a una “guerra asimétrica”, promovida por un gobierno que utiliza todo su poderío para reprimir al pueblo de manera desproporcionada, la verdad, no puedo justificar ni compartir el uso de heces fecales como arma, aunque sea el reflejo de un natural mecanismo de autodefensa.

Como es de esperar, el contenido de las “puputov” varía, según el origen de los excrementos utilizados. Su fétido olor es producto de compuestos volátiles, que incluyen, entre otros, sulfuros de metilo, escatol e indol. Sin embargo, los mismos son tan únicos como las huellas digitales de cada persona, pues varía con la alimentación y la bioquímica de cada ser humano.

Existe un patrón común en la composición de las heces fecales, sin embargo, en algunos casos, pueden contener agentes infecciosos causantes de enfermedades como la Salmolenosis, Giardiasis, Hepatitis A y E, Fiebre Paratifoidea, Disentería, Uncinariasis, Necatoriasis, Fiebre tifoidea, Amibiasis, Vibrio parahaemolyticus, Poliomielitis y Cólera, entre otras.

Además de las enfermedades físicas, también es importante mencionar los sentimientos asociados a esta acción, pues todos los involucrados resultan afectados, aún más, vinculándose al odio, desprecio o rabia.

En un país donde escasean antibióticos y medicinas en general, este mecanismo de autodefensa es peligroso, tanto para quienes las usan, como para quienes son atacados por ellas.

Deseo que la compleja situación que vive el país se resuelva pronto, y prevalezca la verdad y la justicia, ante los desproporcionales abusos del poder.

Gloria al bravo pueblo que el yugo lanzó.

Evitemos que Venezuela se embarre.