El Impulso nació en Carora en 1904 como periódico de pueblo

Vía Twitter


El primero de enero de 1904 nació en Carora el diario más antiguo de Venezuela en la actualidad, “bajo el doble y halagüeño auspicio de la paz que se afianza y un año que se inicia, damos nosotros comienzo a la vida del periodismo diario en este heroico e importante distrito”, periódico que arriba este Año Nuevo a 114 años de lucha por la libertad y la democracia.

Todo comenzó cuando Federico Carmona fundó en la actual capital del municipio Torres una imprenta que al correr de los primeros años se convirtió en auspiciosa empresa y sintió la necesidad de aportar un periódico a su ciudad natal...

En 1903 consultó el interés de sus coterráneos por informarse de los acontecimientos del pueblo y sus vecindades y circuló una hoja donde proponía su bien recibida idea sin imaginar que en el tiempo habría de convertirse en diario de circulación nacional luego de mudarse a Barquisimeto.

El diario caroreño cumplió sus primeros quince años y en vista del rápido progreso se vino a la Capital Musical de Venezuela a bailar su primer vals y construyeron un edificio de dos plantas para redacción, administración y talleres donde funcionaron hasta 1994. Cuentan que al lado había una gallera donde los ricos jugaban jugosas apuestas y Gustavo Carmona, director entre 1967 y 1995 les pidió venderles el solar ante la necesidad del diario de ampliar la sede del periódico.

Grande fue su sorpresa cuando los apostadores respondieron que les vendiera el edificio del periódico para ampliar la gallera.

De allí nació la decisión de mudar el diario a las modernas instalaciones de hoy en el este de la capital larense, diseño de su actual director arquitecto Juancho

Carmona, diario siempre perteneciente a la emprendedora familia Carmona, desde el principio dedicados con su más ferviente entusiasmo al periodismo y la libertad de expresión, pese a las amenazas y presiones enfrentadas a los regímenes totalitarios en su historia.

El progreso los llevó a crear en 1929 una edición impresa en Caracas para la capital cerrada por la dictadura militar del tirano general Juan Vicente Gómez en 1933, quien también mandó a la tenebrosa cárcel de La Rotunda a su director

Juan Bautista Carmona por la publicación del discurso del ex canciller Esteban Gil Borges en la Universidad de Georgetown.

El Impulso estrenó en 1994 su nuevo edificio con un hermoso vitral en el frente de 72 metros cuadrados en tres planos de ocho metros de altura cada uno en los tres pisos, obra del artista plástico Jorge Arteaga y el vitralista Leonel Durán –segundo más grande de Venezuela– alegoría de la vida del periódico y su tradición familiar, un regalo a quienes tengan la fortuna de apreciarlo en la mañana con sus brillos y colores alborotados por el sol de la mañana.

Como los grandes medios en 1998 El Impulso abrió al ciberespacio elimpulso.com para llevar al mundo sus informaciones y opiniones, rediseñado en 2008 para acercarse más a sus lectores con el periodismo digital en las redes sociales.

Según Gisela Carmona, gerente de Producción y Mercadeo al entrar el site en el 2.0, “desarrollamos una plataforma para las últimas noticias desde los dispositivos móviles y con la creación de la cuenta twitter (@elimpulsocom), fuimos el primer medio del interior en llegar a estos consumidores, imagen renovada que llevó al portal a recibir unas cien mil consultas por día”.

El Impulso ha soportado presiones y amenazas además de enfrentar la carencia de papel e insumos y en estos 114 años de vida sigue siendo el Decano de la Prensa Nacional, vigoroso defensor de las libertades públicas por encima de los zarpazos de quienes quieren una prensa adocenada y servil, ajena a la ética del periodismo y al derecho de los ciudadanos a una información veraz y oportuna como manda la Constitución.

Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular descarga la aplicación Telegram, ingresa a este link https://t.me/globovision_oficial y dale clic a +Unirme. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en Venezuela y el mundo.