El huracán Florence empieza a inundar la costa este de EEUU

AP

El huracán Florence, que se debilitó ligeramente a categoría 2 en las últimas horas, está dejando ya intensas lluvias y fuertes vientos en la costa sureste de Carolina del Norte, en el sureste de Estados Unidos.

Florence mantiene vientos máximos sostenidos de 105 millas por hora (165 km/h) y se espera que toque tierra a partir del viernes por la tarde en algún punto probablemente de la costa sureste de Carolina del Norte.

El huracán Florence se encuentra a 110 millas (180 kilómetros) al este-sureste de Wilmington, en Carolina del Norte, y a 165 millas (270 kilómetros) al este e Myrtle Beach, en Carolina del Sur.

De acuerdo con la trayectoria, Florence tocará tierra en los estados de Carolina del Sur, Carolina del Norte y Virginia a última hora de este jueves o en la madrugada del viernes.

Evacuación inmediata

Las órdenes de evacuación alcanzan a unas 1,7 millones de personas en esos tres estados, que ya declararon el estado de emergencia al igual que Maryland y el distrito federal, Washington DC, más al norte.

Florence, que llegó a arrastrar vientos máximos sostenidos de 220 kilómetros por hora como huracán de categoría 4, bajó a categoría 2 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5, y siguió debilitándose ligeramente.

Pese a la pérdida de fuerza, los expertos alertan de que es un sistema de gran tamaño, muy bien organizado, que mantiene su potencial destructor por el peligro de marejadas ciclónicas, inundaciones e intensas precipitaciones a su paso.

La Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA) apuntó que el mayor peligro que representa Florence es "la tremenda cantidad de agua" que descargará a su paso por Carolina del Norte, del Sur y Virginia, en la costa este de Estados Unidos.