El candidato de Trump

EFE

El ex hombre fuerte de Petróleos de Venezuela (PDVSA), Rafael Ramírez, resultó ser, como lo comentamos hace más de dos semanas, elnuevo mejor enemigo de Nicolás Maduro, y de esa categoría ya ha pasado a convertirse en el candidato de Donald Trump, según lo ha insinuado el propio jefe del Estado.

Ya ha quedado atrás la idea de un chavismo monolítico, unificado, en torno a la figura del sucesor de Hugo Chávez . Hay señales por todas partes de las grietas que, en medio del actual cuadro, presenta el oficialismo . Desde que llegó a la presidencia de la República, Nicolás Maduro ha ido depurando su entorno de personajes que en el pasado competían con él por ser el más cercano al difunto comandante del 4 de Febrero. Y también le ha puesto preparo a los llamados aliados del muy peculiar Gran Polo Patriótico. Ni agua para los que pasen desafiar la hegemonía pesuvista, así sea en la más remota y pequeña alcaldía.

No están ya en el alto mando o en la primera fila de la llamada Revolución Bolivariana Jorge Giordani, Héctor Navarro, Miguel Rodríguez Torres ni Rafael Ramírez. Todos hoy, junto a la fiscal general destituida, Luisa Ortega Díaz, son adversarios políticos de Maduro. Ninguno había sido señalado de ser la ficha de Donald Trump para Venezuela, hasta que el Presidente hizo el retrato hablado de quien acuñara la expresión "roja rojita" para describir el carácter chavista de PDVSA. No es la primera ni será la última vez que un disidente sea catalogado como agente del imperio. No importa si se trata de un opositor o de una cuña del mismo palo.

Como diría el lobo de la Caperucita Roja, este cuento sí lo hancambiado. Rafael Ramírez fue vicepresidente para el área económica en el propio gobierno de Maduro. Y aunque su plan de reformas económicas fue engavetado, se mantuvo en el dream team presidencial. Al salir de la estratégica posición que detentaba en los ámbitos económico y petrolero, pasó brevemente por la Cancillería , y de ahí a ser el representante de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas, cargo en el cual se mantuvo hasta hace unos días, cuando los roces y diferencias entre ambos se hicieron insostenibles.

Los artículos de Ramírez en la hoy heterogénea Aporrea encerrabandiscretas pero a la vez contundentes críticas a las políticas económicas del gobierno de Maduro. Y eso iba colmando la paciencia del Jefe de Estado. Y su estrechísimo colaborador en PDVSA, Toby Valderrama, no ahorraba ni ahorra expresiones ácidas contra la gestión madurista, que hacen palidecer la intensidad de las que provienen de las voces opositoras más recalcitrantes.

Ahora Ramírez, " desde algún lugar del mundo", se asoma como teórico aspirante a la Presidencia. Solo hay un pequeño detalle. Nadie apostaría un dólar, para no hablar de bolívares fuertes, a que Ramírez pueda atravesar la aduana de Maiquetía sin ser detenido, y sobre todo luego de que buena parte de su entorno y él mismo están señalados de graves actos de corrupción .

El ex ministro Ramírez carece de fuerza interna organizada en el chavismo y difícilmente sería una figura atractiva para algún opositor. Hoy está en lo peor de ambos mundos, y, además de su siempre fiel y leal Valderrama, el del Grano de Maíz que tanto citaba Chávez, muy pocos en cantidad e influencia interna lo secundan. Por eso veo poco probable que intente una batalla por el poder en Venezuela. Pero ello no le impedirá hacer uso de su trayectoria política y de su conocimiento de lo bueno y lo malo de todo este tiempo para sacarse la espina que tiene Nicolás Maduro.

Aunque en el papel no parece tener buenas cartas para una jugada exitosa en este momento, Ramírez no puede ser considerado por el Primer mandatario como un enemigo pequeño . Y no precisamente por su estatura de casi dos metros. Hace un tiempo, un conocido dirigente del chavismo, hoy venido a menos porque no forma parte de la cúpula del Partido Socialista Unido de Venezuela, me dijo que " no estamos en la noche de los cuchillos largos sino en la de las carpetas gordas".

¿ Quién seguirá los pasos de Ramírez? ¿Habrá una lista de prevenidos al bate que de un momento a otro pasen a la categoría de nuevos enemigos de Maduro ? ¿Ahora sí son todos los que están y están todos los que son? ¿ O algunos de los que hoy le lanzan piedras al candidato de Trump mañana serán apedreados? No se pierdan el próximo capítulo de Rebelión en la granja, sección venezolana .