Día Mundial para la prevención del embarazo adolescente alerta sobre importancia de la planificación familiar

Cada 26 de septiembre se conmemora el Día Mundial de Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes, cuyos antecedentes en la región datan de 2003 cuando esta jornada comenzó a celebrarse en Uruguay, por iniciativa del Centro Latinoamericano Salud y Mujer A.C. (Celsam). Desde entonces, se mantiene como una campaña educativa que tiene como principal objetivo, prevenir el alto índice de embarazos no planificados en las jóvenes.

La Organización Mundial de la Salud  (OMS), informó en 2014 que 16 millones de jóvenes entre 15 y 18 años habían dado a luz en el mundo. Estados Unidos encabeza la lista de embarazos adolescentes de los países desarrollados. En América Latina es Venezuela el país que lidera el ranking de maternidad precoz, seguida por Chile, Argentina y Colombia. Lo más alarmante es que cada año aumentan los casos de jóvenes menores de 15 años que engrosan esta estadística.

 Venezuela encinta 

Según los últimos datos oficiales disponibles (2014) y publicados en la página Web de la Unicef, Venezuela tiene una de las tasas de fecundidad adolescente más altas de Suramérica, lo que se considera un problema de salud pública. 

"Cada año nacen 93 bebés por cada 1.000 adolescentes entre 15 y 19 años, lo que se traduce en que del total de nacimientos en el país, 23% son de madres adolescentes. La mayor incidencia se observa en jóvenes que viven en pobreza extrema: zonas rurales o indígenas.", El fondo de Naciones Unidas para la infancia (Uniceff). 

(Lea también: La diabetes y sus distintos síntomas en mujeres embarazadas)

El organismo de Naciones Unidas destaca entre las principales causas del embarazo adolescente en el país destacan: la violencia intrafamiliar el reconocimiento del embarazo como parte de la realización de ser mujer, la proliferación de mitos y falsas creencias sobre el uso de los métodos anticonceptivos. 

Muchas jóvenes no intentan o no desean embarazarse, aunque en menor grado, también se ven afectados. En pocas palabras, el embarazo adolescente compromete el potencial de un pleno desarrollo humano de un gran sector de la población.

Una madre adolescente corre serios riesgos de salud cuando va a dar a luz, pues muchos casos de embarazos en la adolescencia se mantienen en secreto y las mamás no cumplen con el debido control durante el embarazo, ni reciben atención médica oportuna.

También puede suceder que una adolescente embarazada decida abortar o la convenzan de hacerlo. Aunque en Venezuela esto se considera un delito, salvo en circunstancias especiales, su práctica suele realizarse de manera clandestina. En consecuencia dicha operación suele realizarse sin cumplir los requisitos básicos de higiene y por personas que no tienen conocimientos profesionales sobre medicina, lo que aumenta el riesgo de sufrir graves complicaciones que van desde: esterilidad, hemorragias e infecciones, que pueden provocar la muerte.

Pese a que el embarazo adolescente solo compromete físicamente a la madre no es un problema sólo de ella; también lo es del padre, por lo cual las causas y consecuencias de los embarazos en adolescentes involucran y afectan a ambos.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.