Día Mundial de Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes: Cuando concientizar es el objetivo

El Día Mundial de Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes (DPEA) o World Contraception Day (WCD por sus siglas en inglés) llegó a Latinoamérica gracias al Celsam Latino América (Centro Latinoamericano Salud y Mujer A.C.)

Se trata de una campaña educativa que tiene como objetivo principal crear conciencia entre los jóvenes, con el mensaje de utilizar métodos anticonceptivos y que se conozcan las diferentes alternativas anticonceptivas.
La principal finalidad de este día es prevenir el alto índice de embarazos no planificados en adolescentes a nivel mundial.

El DPEA es impulsado por diferentes organizaciones mundiales como:

-Fundación Panamericana para la Salud y la Educación (PAHEF)
-Population Council, Marie Stopes Internacional
- Sociedad Europea de Anticoncepción y Salud Reproductiva
- Federación Internacional de Ginecología Pediátrica y Adolescente
- Asia Pacific Council on Contraception
-Centro Latinoamericano Salud y Mujer

-International Planned Parenthood Federation

-Fundación Alemana para Población Mundial

-Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional 

En Venezuela

Según los últimos datos oficiales disponibles (2014) y publicados en la página Web de la Unicef, Venezuela tiene una de las tasas de fecundidad adolescente más altas de Suramérica.

"Cada año nacen 93 bebés por cada 1.000 adolescentes entre 15 y 19 años, lo que se traduce en que del total de nacimientos en el país, 23% son de madres adolescentes", refiere la Unicef.

La mayor incidencia se observa en adolescentes que viven en pobreza extrema, en zonas rurales y las autorreconocidas como afrodescendientes o indígenas.

La Unicef indica que entre las principales causas del embarazo adolescente en el país destacan:

La violencia intrafamiliar provoca uniones consensuadas de parejas de adolescentes incluso antes del embarazo.
El embarazo adolescente es reconocido y valorado en las familias como parte de la realización de ser mujer.
A pesar del amplio conocimiento de los adolescentes de los diferentes métodos anticonceptivos, existen mitos y falsas creencias sobre su uso, lo que limita la toma de decisiones responsable en el ejercicio de su sexualidad.
Metas poco claras en las adolescentes sobre su proyecto de vida.
Poca coordinación interinstitucional.
Servicios de salud adolescente insuficientes en cantidad y calidad y escaso recurso humano especializado para la atención de la salud adolescente.