Costa Rica suspende su participación política en el Sica

Presidente Costa Rica
Presidente Costa Rica - Corbisimages

La crisis de los miles de migrantes cubanos varados en Costa Rica sigue marcando las relaciones diplomáticas en Centroamérica.

El gobierno de Costa Rica suspendió este viernes su participación en los foros de decisión política del Sistema de Integración Centroamericana (Sica).

La decisión fue justificada por no haber recibido respuesta a su propuesta de discutir la crisis de los cubanos en la cumbre celebrada en El Salvador.

"Nos sentimos defraudados por la respuesta del sistema", expresó en conferencia de prensa el canciller Manuel González.

El ministro aclaró que esta posición no afecta los compromisos económicos y comerciales, sino la actividad política y participación de Costa Rica en los foros del Sica.

El presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, tomó la medida al constatar que en el encuentro se obvió el tema de los miles de cubanos varados en Costa Rica desde el mes pasado, tras la negativa de Nicaragua de dejarlos entrar a su territorio en su recorrido hacia Estados Unidos.

Aunque el tema no estaba previsto en la agenda de la cumbre, varios representantes afirmaron en los últimos días que aprovecharían la reunión de mandatarios para abordarlo y buscar soluciones regionales.

Solís anunció que Costa Rica no seguirá otorgándole visas de tránsito a los cubanos que lleguen a su país y, en cambio, comenzará a "deportarlos a su país de origen".

La negativa del Sica de abordar el tema provocó además el malestar del vicecanciller nicaragüense, Dennis Moncada, quien presentó una moción para que los migrantes cubanos fueran trasladados desde Costa Rica a EE.UU. vía aérea, asunto que el cónclave rechazó discutir.

En la actualidad, más de 5 mil cubanos se han agolpado en la frontera entre estos dos países y ante la firmeza de Nicaragua, el gobierno costarricense ha intentado sin éxito crear un puente aéreo hacia Guatemala o Belice para que los caribeños continúen su recorrido por México hacia Estados Unidos.

El presidente de Guatemala, Alejandro Madaldonado, expuso a la prensa su "deseo" de que se resuelva el problema y señaló que su país podría permitir el paso de los cubanos por su territorio "progresivamente" y con apego a sus leyes.

Por otra parte, el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, dijo que el próximo lunes se realizará una "reunión técnica" en El Salvador para valorar las posibles salidas al problema de los cubanos, basadas en las diferentes normativas migratorias de los miembros del Sica.